Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Ser agresor o víctima conlleva un alto riesgo de desarrollar el rol inverso, consolidando y aumentando la violencia dentro y fuera de la escuela.
Ser agresor o víctima conlleva un alto riesgo de desarrollar el rol inverso, consolidando y aumentando la violencia dentro y fuera de la escuela. (Shutterstock)

La agresión física experimentada a edades tempranas podría significar uno de los factores principales que desencadenará comportamientos violentos durante la vida adulta, según un estudio divulgado en el que se consideró a este fenómeno como una de las grandes pandemias sociales en la actualidad.

💬Ver comentarios