Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Si no tienes bañera, una opción para relajarte es remojar los pies con media taza de sal de Epsom en agua caliente por 20 minutos. (Shutterstock)
Si no tienes bañera, una opción para relajarte es remojar los pies con media taza de sal de Epsom en agua caliente por 20 minutos. (Shutterstock)

Puede que la ansiedad haya sido tu compañera inseparable durante la cuarentena. No es para menos, la incertidumbre, los riesgos de contagio del COVID-19, las preocupaciones laborales y económicas, entre otras cosas, contribuyen a este estado tan perjudicial para la salud.