Se mantiene la tendencia de ejercitarse en el exterior así como virtualmente en casa. (Shutterstock)

El 2020 fue el año de bajar de peso y ponerse en forma. Aunque en un principio la pandemia trajo un poco de sedentarismo al haber cambios en las rutinas diarias, bastaron par de semanas para que muchos aprovecharan el encierro en sus hogares para no solo bajar de peso y tonificar sus músculos, sino para ganar salud física y mental.

La actividad física tomó un gran auge a nivel mundial ante la amenaza del COVID-19. A pesar de que las nuevas circunstancias nos llevaron a usar mascarillas y guardar distanciamiento, esta pandemia logró un despertar de conciencia de que para contrarrestar y prevenir enfermedades, hay que ejercitar el cuerpo.

Hace un mes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó las nuevas directrices de actividad física para población general, con el fin de reemplazar y actualizar sus recomendaciones anteriores, publicadas en el 2010 en las que duplicó el tiempo recomendado de ejercitarse para mejorar la salud y el bienestar.

Si bien esta aconsejaba 150 minutos de ejercicio moderado (como caminar) o 75 minutos de vigoroso (como correr) por semana, la nueva indicación pone como base los mismos 150 minutos, pero propone llegar a los 300 minutos semanales de ejercicio moderado y hasta 150 del tipo vigoroso.

“Lo bueno de la pandemia ha sido que no solamente a nivel local, sino a nivel mundial, se cambiara esa mentalidad de que el ejercicio no es solo para mejorar la apariencia o el aspecto físico, y que por años se había concebido de esa manera. Ahora se entiende que el ejercicio es unas de las grandes defensas para evitar enfermedades coronarias, la obesidad y hasta el suicidio. Basado en eso, hay muchas personas a nivel mundial conscientes de que hay que hacer algo. En la naturaleza, el más fuerte es el que sobrevive”, indicó Andrés “Choko” Vázquez, entrenador físico de Fit911HealthNation.

“Algo malo que nos trajo la pandemia fue que nos limitó, pero algo bueno fue que creó una conciencia de que mientras más saludable estemos, más vamos a durar y más vamos a trabajar con nuestro sistema inmune”, añadió.

Algunas tendencias de ejercicios van a prevalecer en este primer semestre del 2021 como medida cautelar en la prevención del COVID-19. Vázquez, indica las más que sobresalen:

1. Entrenamientos con equipos inteligentes desde las casas

Áreas como marquesinas, patios, cuartos o terrazas se han convertido en los lugares idóneos para realizar actividades físicas. Estas prácticas requieren de unos equipos y, en ese aspecto, los llamados inteligentes son la orden del día, como las trotadoras, las bicicletas y remadoras. Estos aparatos ahora traen una pantalla en la que ofrece una plataforma cibernética con entrenadores virtuales y programas con los que interactúas. Incluso, te presenta paisajes a los que te puedes adentrar y participar a modo individual o con otras personas, en tiempo real.

Ejemplos de estos equipos son las bicicletas y trotadoras de la marca Pelotón.

2. Uso de “gadgets” digitales

Los relojes inteligentes continúan siendo ese aparato predilecto por su conveniencia. Su uso diario va más allá de la estética deportiva, pues los distingue sus correas resistentes y cómodas o resistentes al agua. Las características principales que poseen, son la inclusión de métricas avanzadas y GPS, lo que ayuda a cuantificar los entrenamientos, proveyendo datos como recorrido y distancia, pulso, cadencia, ritmo cardiaco máximo y consumo de oxígeno, entre otras. Entre las marcas más buscadas están: Polar, Garmin, Fitbit, Apple Watch y Samsung Galaxy Watch.

3. Entrenamiento “online” y virtual

Prevalece el entrenamiento “online”, que consiste en los servicios de un entrenador, quien basado en tu estructura y propósito, te envía videos para que los sigas, te monitorea y te hace cambios, según tus necesidades. En el entrenamiento virtual, mediante el uso de plataformas como Zoom y Skype, por ejemplo, el entrenador te entrena ya sea de manera privada o en grupos pequeños y/o grandes. Durante esa sesión, el entrenador te observa y te corrige los ejercicios. Es muy similar a tener un “personal trainer”, pero virtualmente.

Durante la pandemia, los ejercicios en casa han tomado mayor auge.

4. Entrenamiento híbrido

Este consiste en un entrenamiento combinado, de manera virtual y presencial. Tienes un entrenador que te envía una rutina de ejercicios que debes hacer unos días particulares desde el hogar con el equipo que tengas y otros días acudes al gimnasio en un horario establecido, donde haces otra rutina con otros equipos, pero con el mismo propósito. Por ejemplo, si fuera un contrato de cuatro días a la semana, dos veces entrenas en tu casa y los otros dos en el gimnasio.

5. Entrenamientos al aire libre

Se fortalecen los entrenamientos al aire libre, en grupos pequeños con distanciamiento, ya que es una modalidad a la que se les han puesto muy pocas restricciones. A este se le añade el entrenador personal que llega hasta tu casa, que es contratado para recibir sus servicios.

6. Entrenamientos a grupos pequeños

Los locales, gimnasios o “boxes” pequeños al aire libre se imponen. Los gimnasios más grandes tendrán que invertir en equipos para mejorar el ambiente, la calidad del aire y la desinfección. De esta manera, se podrán atraer más personas a entrenar en una instalación con acondicionador de aire ya para el segundo semestre de este año. Quienes primero acudirán serán los jóvenes y tardará más el que personas mayores entrenen en espacios cerrados.

En cuanto a tipología de ejercicios, Vázquez explica que van a continuar en tendencia aquellos que son tipo “high intensive interval training” (HIIT), particularmente para las personas que quieren seguir bajando peso porque se maximizan los resultados a la vez que se minimiza el tiempo de trabajo. Este es un tipo de entrenamiento cardiovascular de alta intensidad que está muy de moda y se puede practicar ya sea en el gimnasio, en el parque o en alguna parte de la casa. Cada vez son más los que se animan a hacer tablas de ejercicios en las que se mezclan breves intérvalos de trabajo fuerte con otros moderados, también cortos, de relajación, ya sea una sesión completa o parcial.

“Este año va a prevalecer lo que es la búsqueda de lo que es la salud y mucha conciencia de las personas para bajar o mantener el peso, según los estándares de edad y estatura. Las personas con condiciones cardiacas, degenerativas y neurodegenerativas continuarán además en esa búsqueda de salud y balance. Aquellas personas que quieren un físico óptimo de alta calidad, van a continuar usando el HIIT como uno de los entrenamientos que se ha demostrado que es el más efectivo”, concluyó el entrenador físico, quien sugiere practicar ejercicios de moderados a intensos, cinco veces en semana, de 30 a 45 minutos.