Practicar esta disciplina siempre tiene efectos positivos, al menos, emocionalmente. (Shutterstock)
Piensa en las actividades que te gustaría realizar en tu tiempo libre, que traen muchos beneficios a tu salud mental, como por ejemplo: practicar yoga, ejercitarte en el gimnasio o practicar actividades que disfrutes al aire libre.

Te proponemos a iniciar el año con una mejor actitud y disfrutando tus experiencias mientras incorporas actividades saludables en tu vida. En este decálogo te contamos de qué manera puedes mejorar tu calidad de vida, enfocándola en tu salud, ahora más que nunca.

Con el inicio de un nuevo año la lista de propósitos se convierte en una parte importante para las personas. El impulso los lleva a realizar cambios en el estilo de vida, muchos de ellos buscan incorporar hábitos más saludables como el ejercicio y mejorar la alimentación.

Según expertos, para adoptar nuevos hábitos es importante la determinación, tener una meta clara y realista, y sobre todo ser constantes, ya que toma alrededor de 21 días el incorporar en la rutina una nueva actividad.

Nos sumamos al entusiasmo de empezar un nuevo año cargados de metas y propósitos, por eso te compartimos 10 hábitos que puedes tener en cuenta para mejorar tu salud física y mental en este 2022.

  1. Actívate: Una de las grandes apuestas de todos es realizar algún tipo de ejercicio. La actividad física tiene importantes beneficios para la salud del corazón, el cuerpo y la mente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda entre 150 a 300 minutos semanales para adultos de 18 a 64 años y limitar el tiempo dedicado a actividades sedentarias.
  2. Involúcrate en la cocina: La falta de tiempo y poco entusiasmo de preparar los alimentos, nos lleva en muchas ocasiones a tomar la opción más fácil, comprar lo que está de paso y en ocasiones se descuidan los nutrientes que aportan. Organiza tu día para que puedas preparar tu comida en casa y llevarla donde vayas.
  3. Incluye té de “hibiscus” o jamaica: Mantenerse hidratado es una de las recomendaciones vitales. Si quieres incluir otro tipo de bebidas que no sean las carbonatadas, y que sean de bajo costo y altamente saludables, puedes incluir el té o agua de " hibiscus” o jamaica, por ejemplo. Mejora la digestión, es diurética y rica en vitamina C.
  4. Toma el control de tus relaciones: Es importante que puedas mantener tu salud mental y una gran parte de esto son las relaciones interpersonales que mantienes, con tu pareja, familia, compañeros de trabajo y amigos, por eso trata de equilibrarlas de la mejor manera y aléjate de las personas que se roban tu energía.
  5. Descubre un nuevo pasatiempo: Piensa en las actividades que te gustaría realizar en tu tiempo libre, algunas en casa como aprender a cocinar o cuidar tu jardín traen muchos beneficios a tu salud mental, por otro lado, puedes inscribirte en clases de pintura, yoga, el gimnasio o actividades que disfrutes al aire libre.
  6. Cumple tus horas de sueño: Duerme entre 6 y 8 horas al día para recuperar energías y evitar la fatiga. Ayuda al cuerpo a relajarse y facilita la producción de melanina y serotonina. Estas hormonas contrarrestan los efectos de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) y nos ayudan a ser más felices y tener mejor concentración.
  7. Evita los excesos: El consumo excesivo de alcohol y el tabaco produce daño irreversible en varios órganos, y a largo plazo se consideran como factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas como el cáncer. Para cuidar tu salud lo mejor es dejar de fumar y beber una copa a la semana.
  8. Visita al médico: Realiza un chequeo general para iniciar el año, tu medico puede dejarte varios exámenes de control para medir glucosa, colesterol y otros que son indicadores de enfermedades. En el caso de las mujeres es importante programar una visita con el ginecólogo cada seis meses o cada año para descartar problemas y realizar una revisión que incluya una citología.
  9. Mantente hidratado: De acuerdo con la OMS, el agua es esencial para el cuerpo humano en cualquier etapa de la vida porque ayuda a regular la temperatura corporal, manteniendo la piel hidratada y elástica, lubricando articulaciones y órganos y manteniendo una buena digestión. Bebe entre 2 y 3 litros de agua al día.
  10. Una dieta con más frutas y verduras: Su ingesta al día aporta vitaminas, sales minerales, antioxidantes y fibra. La recomendación de la OMS incluye cinco porciones de frutas y verduras al día, que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles. Incluye las que estén a tu alcance, la idea es incluir, por lo menos, una fruta diaria.
💬Ver comentarios