Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las gotas de fluido oral que se producen al hablar se mantienen en el aire por más tiempo en espacios cerrados. (Unsplash)
Las gotas de fluido oral que se producen al hablar se mantienen en el aire por más tiempo en espacios cerrados. (Unsplash)

Los virus respiratorios pueden transmitirse por medio de gotitas que se generan al estornudar o toser, pero ¿y al hablar? Un equipo de científicos estadounidenses ha constatado que charlar con normalidad en ambientes cerrados podría conllevar un riesgo sustancial de transmisión del SARS-CoV-2.