Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los alérgenos del exterior podrían provocar un proceso inflamatorio pulmonar que aumentará la susceptibilidad de las personas a los virus respiratorios. (Shutterstock)
Los alérgenos del exterior podrían provocar un proceso inflamatorio pulmonar que aumentará la susceptibilidad de las personas a los virus respiratorios. (Shutterstock)

En estos días, cuando toda la atención se concentra mayormente en prevenir el riesgo de contagio con el coronavirus que causa el COVID-19, tampoco se debe perder de vista otros virus respiratorios y enfermedades infecciosas que, aunque son más conocidas, están en el ambiente y pueden tener efectos serios en algunas personas. Entre ellas, la influenza cuya nueva temporada comienza en septiembre y el dengue que se mantiene durante todo el año.