El medicamento Zeposia demostró mejorías significativas en todos los puntos de evaluación primarios y los puntos claves secundarios de eficacia.
El medicamento Zeposia demostró mejorías significativas en todos los puntos de evaluación primarios y los puntos claves secundarios de eficacia. (Suministrada)

La Administración federal de Drogas y Alimentos (FDA) aprobó Zeposia, un medicamento para el tratamiento oral de adultos con colitis ulcerosa activa, una enfermedad del intestino que provoca inflamación y úlceras en el tracto digestivo.

Se trata del primer y único modulador del receptor esfingosina 1- fosfato (S1P) aprobado para esta enfermedad, lo que representa un innovador mecanismo de acción para tratar esta enfermedad autoinmune y crónica.

Según un comunicado de prensa, el medicamento, de la farmacéutica Bristol Myers Squibb, demostró mejorías significativas en todos los puntos de evaluación primarios y los puntos claves secundarios de eficacia.

“Esto incluye remisión clínica, respuesta clínica, mejoramiento endoscópico y mejoramiento endoscópico-histológico de la mucosa, versus placebo en la semana 10 y semana 52 de la fase 3 del estudio clínico True North”, agrega la información suministrada, donde se destaca que es el primer tratamiento gastrointestinal aprobado por la FDA para Bristol Myers Squibb “lo que aumenta su franquicia de inmunología y marcando la segunda indicación para Zeposia”, señala el comunicado.

Según información publicada por la Clínica Mayo, la colitis ulcerosa afecta el revestimiento más profundo del intestino grueso (colon) y el recto y se destaca que, por lo general, los síntomas aparecen con el paso del tiempo, no se presentan súbitamente.

“La colitis ulcerosa puede ser debilitante y, a veces, puede provocar complicaciones que ponen en riesgo la vida. Aunque no existe una cura conocida, el tratamiento puede reducir los signos y los síntomas de la enfermedad de forma significativa e incluso puede contribuir a una remisión de larga duración”, indica la publicación de Clínica Mayo.

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, según la gravedad de la inflamación y el lugar donde se produzca. Estos son algunos de los signos y síntomas más comunes, según Clínica Mayo:

- Diarrea, a menudo con sangre o pus

- Dolor y cólicos abdominales

- Dolor en el recto

- Sangrado rectal (presencia de una pequeña cantidad de sangre en las heces)

- Necesidad imperiosa de defecar

- Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia

- Pérdida de peso

- Fatiga

- Fiebre

- Si afecta a los niños, puede haber retraso en el crecimiento

Para pacientes necesiten ayuda con el tratamiento de Zeposia, Bristol Myers Squibb informa que tiene el programa de apoyo the Zeposia 360 Support.

💬Ver comentarios