Uno de los nuevos síntomas del COVID-19 que ha sido identificado es la dificultad para hablar. (Pixabay)
Uno de los nuevos síntomas del COVID-19 que ha sido identificado es la dificultad para hablar. (Pixabay)

La Organización Mundialde la Salud (OMS) continúa identificando nuevos síntomas asociados al coronavirus y recientemente modificó su lista, agregando dos nuevas señales a las que hay que poner atención. Se trata de las dificultades para hablar y moverse, que la OMS considera como síntomas graves del COVID -19, junto al dolor en el pecho y los problemas para respirar o sensación de falta de aire.

Cabe recordar que la OMS había agregado a la lista de síntomas del coronavirus, la pérdida del gusto y olfato, esto luego de que diversos estudios dieran cuenta que pacientes contagiados no sentían olores ni sabores en las etapas iniciales de la infección.

De esta manera, según la entidad, los síntomas más habituales de la enfermedad son la fiebre, la tos seca y el cansancio. A estos se suman otros menos frecuentes como dolores y molestias, congestión nasal, dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea, pérdida del gusto o el olfato, erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o de los pies.

"Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos", señala la OMS en su página web.

Respecto a los cuadros graves, que de acuerdo con la entidad se dan en alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen el coronavirus, el síntoma clave es la dificultad para respirar.

"Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse, deben solicitar atención médica inmediatamente", advierte la OMS.

Según los últimos datos entregados por la Universidad Johns Hopkins, más de 5 millones de personas están contagiadas con coronavirus, en tanto que las muertes por su enfermedad asociada alcanzan las 300,000. Estados Unidos, Reino Unido e Italia lideran la lista de fallecidos en el mundo.