Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La reutilización de medicamentos es una apuesta arriesgada, pero comparada con la creación de fármacos y vacunas, el enfoque tiene claras ventajas durante una pandemia de rápida evolución.
La reutilización de medicamentos es una apuesta arriesgada, pero comparada con la creación de fármacos y vacunas, el enfoque tiene claras ventajas durante una pandemia de rápida evolución. (JUSTIN LANE)

¿Podría un antidepresivo que se usa desde hace décadas ser un arma secreta contra el COVID-19? Algunos científicos creen que sí, después de que dos pequeños estudios demostraran que la fluvoxamina, que se suele recetar para el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), evitara que los participantes desarrollaran una forma grave de la enfermedad.

💬Ver comentarios