Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La visita a la oficina médica debe ser coordinada para evitar la aglomeración en espacios reducidos.
La visita a la oficina médica debe ser coordinada para evitar la aglomeración en espacios reducidos. (Archivo)

Durante la cuarentena, cuando se tienen niños en casa, la posibilidad de que se enfermen puede agregar otra preocupación a los padres. Salir de la casa aumenta la posibilidad de contagio del coronavirus (COVID-19) y no debe ser una opción, salvo casos de emergencia, destaca la pediatra Ana Medina.

La Academia Americana de Pediatría recomienda a los padres que, si los niños presentan problemas de salud, primero llamen a la oficina del pediatra y lleguen a la hora acordada, tomando en cuenta que en ese momento en el lugar haya espacio para mantener la distancia sugerida de seis pies entre una persona y otra.

“El pediatra debe tener preparada su oficina con suficiente espacio para que estén a seis pies los pacientes. Mucha oficina de pediatras no tiene mascarillas y responsablemente los padres deben llevar a los niños con sus mascarillas, si es que tiene un cuadro catarral”, asegura la pediatra especialista en emergencias.

En caso de intoxicación, atragantamiento, dolores fuertes, golpes caída o que el niño esté aletargado, el paso a seguir es acudir a una sala de emergencias. Si este es el caso, la pediatra aconseja llamar al 911 o visitar la sala de emergencia más cercana.

Otra sugerencia de la experta es tener siempre en casa acetaminofén para tratar la fiebre en los niños.

“En edad pediátrica siempre hemos dicho que cuando hay cuadros virales no se use ibuprofeno, sino que se use acetaminofén. Hay dengue y otros virus que, si se usa aspirina y derivados, se puede afectar grandemente el hígado y dar síndrome de Reye. Para bajar temperatura se usa acetaminofén”, añade.

Evita inconvenientes

La doctora, miembro de la junta de la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría, enfatiza la importancia de mantener a los niños en un lugar seguro durante la cuarentena para así evitar situaciones en la que se requiera intervención médica.

“Una persona puede estar bien alimentado y si no lleva a cabo medidas de higiene, no sirve de nada”, señala Medina.

Por eso, la pediatra destaca que dentro del hogar se debe mantener la higiene. Es importante que todos se laven las manos continuamente y se limpie con regularidad las superficies comunes como mesas, perillas de las puertas, interruptores de luz y hasta el control remoto del televisor.

También la familia debe tener claro el plan a seguir cuando uno de sus miembros tiene que salir de la casa a realizar gestiones esenciales, como buscar alimentos o medicinas. Esto incluye desinfectar el calzado que utilizó para salir, bañarse y lavar la ropa al momento de regresar a casa. Además, hay desinfectar las áreas del hogar por las que pasó luego de llegar de la calle.

Medina recomienda que los niños no salgan de la casa durante el periodo de emergencia, salvo que sea necesario porque tienen que ser llevados al médico. 

Finalmente, la pediatra exhorta a practicar el distanciamiento social aun estando en el hogar.