Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los expertos afirman que hay varias maneras en las que las bacterias intestinales pueden influir en el funcionamiento del cerebro.
Los expertos afirman que hay varias maneras en las que las bacterias intestinales pueden influir en el funcionamiento del cerebro. (Shutterstock)

Un desequilibrio de la microbiota intestinal está relacionado con el desarrollo en el cerebro humano de placas seniles (conocidas también como amiloides), que están en el origen del alzheimer, según ha confirmado una investigación médico-científica.ok

💬Ver comentarios