Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Una investigación realizada por psicólogos de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, afirmó que las parejas comprometidas se mandan mensajes subidos de tono y fotos eróticas no para coquetear, sino para satisfacer las necesidades de su par. 

Lo mismo pasa con las relaciones sexuales. Seguramente has escuchado –o te han dicho– la frase: “Hoy no, me duele la cabeza”. Sin embargo, existen personas que aunque tengan migraña o jaqueca lo hacen de todas formas sólo para que sus parejas se sientan satisfechas o para evitar una discusión.

“El mediador para el consentimiento de evitar una discusión en la relación es el sexting no deseado”, señalaron. 

La encuesta se realizó a 155 estudiantes de la Universidad de Indiana que estaban comprometidos. Su objetivo era averiguar los hábitos de sexting que tenían. Uno de sus resultados arrojó que este tipo de comunicación es más común en jóvenes que en adultos.

Las cifras

El estudio encontró que entre una generación a otra, la cantidad de tiempo necesario para que establecer una relación se reduce a la mitad. 

Del total de los encuestados, un 55% de las mujeres participantes admitió que envía sexting cuando no está de ánimo y como excusa para no tener sexo, mientras que el 48% de los hombres encuestados dijeron haber hecho lo mismo con su novia como una manera de complacerla. 

Estas cifras son similares a las que se publicaron en un estudio de The Huffington Post, el cual reveló que el 55% de las mujeres y el 35% de los hombres estadounidenses habían tenido sexo por lo menos una vez con el fin de ver a su pareja feliz y no porque realmente quisieran. De hecho muchos de ellos admitieron que en el momento del acto no se sentían bien. 

Los psicólogos creen que las expectativas del rol de género podrían ayudar a explicar este comportamiento. Los hombres son más propensos a participar en sexting no deseado debido a que unirse en pareja es “relativamente fácil y no los obliga a invertir más en la relación”. 

Otra explicación para la conducta entre género es que las mujeres cuando se sienten más inseguras en la relación son más propensas a enviar este tipo de mensajes o porque no logran alcanzar metas en la relación (como llegar al matrimonio, por ejemplo). 

Otros hombres explicaron que sólo lo hicieron por estar aburridos o drogados. Mujeres que temían ser un objeto para los hombres, enviaban con mayor frecuencia sextings, tal vez con la esperanza de hacer que el acto de su pareja parezca menos distante. 

Y la mayoría de las personas que ha participado del intercambio de contenido erótico, ya sea por internet o vía móvil, lo hizo por “coquetear, juego previo, impulsar la sexualidad o para satisfacer las necesidades del otro”. 

“Es bueno que las personas le den prioridad al otro, porque el amor se trata de dar, no de recibir”, dice Ricardo Cariaga, director de la organización Vivir en Pareja. 

Coqueteo rápido y virtual

Este nuevo estudio, que será publicado en febrero en la revista Computers in Human Behavior señaló que dos tercios de las mujeres encuestadas declararon que estaban dispuestas a comunicarse con alguien después de la primera cita a través de cualquier red social. 

Las miradas, las sonrisas y una buena conversación ya no son la receta perfecta para encontrar el amor. Actualmente, los estímulos para empezar un romance han sido sustituidos por la red social Twitter. Sobre esto muy bien saben los británicos, cuya forma preferida para coquetear y conocer gente es a través de la red social de 140 caracteres. 

El proceso de conquista de parejas de 55 años promedio, tardó más de dos meses y medio (78 días), mientras que los menores de 25 años menos de un mes (24 días). 

Como resultado, los psicólogos creen que esto se debe a la “regla de los tres días”, en donde se espera por 72 horas a que el hombre, en la mayoría de los casos, llame a la mujer luego de conocerse. 

El estudio realizado por los mismos científicos y psicólogos, demostraron que comunicarse a través de Twitter sirve para conquistar. Esta plataforma ha sido desterrada por los mensajes de texto e incluso por el teléfono.

En promedio, se necesitan 224 tweets, 163 mensajes de texto, 70 mensajes de Facebook, 37 correos electrónicos y 30 llamadas telefónicas para sellar el trato de encontrarse personalmente, si es que se conocen a través de la web.


💬Ver 0 comentarios