Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Dicen que las cosas no acaban hasta que acaban. Parece simple, pero no siempre se logra tan fácilmente. Cuando se toma la decisión de divorciarse, se tiende a pensar que una vez el juez dé la sentencia y se reciba el documento que así lo establezca, la separación y el desligue de la otra persona ya es definitivo y oficial. Sin embargo, existen dos tipos de divorcios: el legal y el emocional.


💬Ver 0 comentarios