Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un matrimonio requiere de conocimiento y de apoyo mutuo y cuando llegan los hijos, el manejar adecuadamente esta situación puede ser más complicado y complejo.(Thinkstock)

Una máxima matemática dice que el orden de los factores no altera el producto, pero en el caso de las familias esta ley no necesariamente se cumple. Tener un hijo antes de casarse incrementa las probabilidades de que un matrimonio termine en divorcio.


💬Ver 0 comentarios