Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Un salón de clases, un diccionario gordito y un niño curioso. Para aquel nene en escuela elemental, ese libro no era solamente la puerta a palabras y definiciones sino que era medio de expresión. En el extremo de diccionarios gruesos, armado de un lápiz, dibujaba y dibujaba.


💬Ver 0 comentarios