Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
Según los científicos, se está comenzando a entender cómo el cerebro participa en las experiencias que los creyentes interpretan como espirituales. (Archivo)

Durante una experiencia espiritual, las emociones y la razón se entrelazan en el cerebro. Por eso, ahora el llamado Proyecto del Cerebro Religioso, que llevan adelante académicos de distintas universidades estadounidenses, incluidas las de Utah y de Harvard, comenzó a estudiar con resonancia magnética algunas prácticas como la oración y los estados meditativos de quienes participan en servicios religiosos, para aclarar cómo responde el cerebro a ellas.


💬Ver 0 comentarios