Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El papá de Elián destaca que la estructura que le ofrece el programa le ayuda a mantenerse enfocado. (Francisco Rodríguez-Burns)

A las 8:00 a.m., Elián Pacheco Díaz, de siete años, comienza cada día su jornada escolar en el Centro Explora de Guaynabo. Primero, saluda a sus maestras y a sus tres compañeros de salón. Luego, coteja su programa y sabe exactamente qué le toca hacer, a qué hora y por cuánto tiempo. Hay un periodo específico para trabajar con la computadora, otro para leer, para jugar y para hacer tareas manuales en el área de trabajo individual.


💬Ver 0 comentarios