Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Pionero de la medicina y de la investigación en Puerto Rico, específicamente en el campo de la cardiología, educador innato, coleccionista de tallas de santos puertorriqueños y de tallas de aves, escritor, apasionado por el servicio público, amante de la cultura... Son solo algunas de las cualidades que muy bien pueden describir al doctor Mario Rubén García Palmieri, quien falleció esta mañana en su casa en Guaynabo, a los 87 años. 

El polifácetico galeno será recordado por sus grandes contribuciones en la campo de la medicina. Por ejemplo, a finales de la década del 60 y principios del 70, con el auspicio de los Institutos Nacionales de Salud, llevó a cabo un estudio en el que confirmó que la presión elevada, la diabetes y el colesterol alto estaban asociados al desarrollo a largo plazo de enfermedad coronaria. “Fuimos los primeros, a nivel mundial, que confirmamos esos factores de riesgo”, recordó con orgullo el cardiólogo en una entrevista en octubre del año pasado con El Nuevo Día.

García Palmieri, quien fue secretario de Salud en el año 1966-67, también jugó un papel preponderante en la planificación y el desarrollo de lo que hoy se conoce como el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe. Según contó, fue presidente del comité de voluntarios para  estudiar las necesidades de salud cardiovascular en Puerto Rico. 

El galeno dirigió durante 56 años el programa de cardiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico (UPR),  fue Profesor Distinguido de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico (UPR); el primero en ostentar este honor en toda la historia de la universidad. Además, fue la primera persona electa unánimemente en presidir la Sociedad Internacional de Cardiología, compuesta por 104 sociedades de cardiología del mundo. De hecho, ha sido la única persona en dirigir en dos ocasiones esta prestigiosa sociedad. Esta misma organización, en una asamblea, decidió por unanimidad que la Conferencia Magistral de la Sociedad Internacional de Cardiología fuera designada con su nombre. 

También se destaca la Silla Dotal Mario Rubén García Palmieri, creada en el 2005  y primera en su clase en la Isla, dotada con más de un millón de dólares para ayudar al desarrollo de diversas actividades académicas en la UPR. 

El doctor García Palmieri publicó sobre 282 trabajos científicos de cardiología en revistas médicas internacionales reconocidas y ofreció 239 conferencias médicas en 32 países del mundo. García Palmieri también figura como el primer médico no estadounidense en ser reconocido en el selecto grupo de los 65 "Masters" entre los más de 30,000 miembros del American College of Cardiology.

¡Descanse en paz! Su cuerpo estará expuesto desde mañana en la funeraria Ehret, según confirmó su sobrino, José Alcover García. 


💬Ver 0 comentarios