Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un día el amor late fuerte, imparable. Pero pasan las horas, días, semanas tal vez, y las ganas se acaban. Las ansias de separarse asaltan las emociones. Cada cual toma su camino, o al menos lo intenta. Mas sienten que no pueden, que necesitan regresar. Vuelven y, con tan solo pensarse cerca, la inestabilidad retorna.


💬Ver 0 comentarios