Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

https://rec-end.elnuevodia.com/images/tn/900/447/2013/01/04/20121227_vyebie_3559519.jpg
La cocinera Carme Ruscalleda, junto a su hijo Raúl Balam, que dirigirá el restaurante Moments del hotel Mandarín Oriental. Al lado, la portada de su nuevo libro. (EFE)

El truco es que no hay truco. La cocina antienvejecimiento es la que, sin trampa , se ocupa de que alarguemos la juventud por dentro, y la manera de conseguirlo es sencilla: comer como lo hacían nuestros abuelos, pero cocinando con técnicas del siglo XXI.


💬Ver 0 comentarios