Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La necesidad urgente de orinar y la inhabilidad de controlar esos deseos, pone en verdaderos aprietos y situaciones difíciles a muchas personas. Pero muy pocas lo admiten públicamente. Especialmente por temor a la burla, tabúes sociales y desconocimiento.


💬Ver 0 comentarios