Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

E llos insisten y no se cansan. Dicen mil veces que quieren una mascota y, en ocasiones, cuando la petición se vuelve casi una molestia, los padres acceden. Aunque tener un animal en la casa trae serias responsabilidades, también resulta en algo beneficioso para los niños.


💬Ver 0 comentarios