Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Madrid - El nieto mayor de los reyes de España, Felipe Juan Froilán, permanecerá "unos cuantos días" en el hospital madrileño donde fue ingresado ayer tras dispararse por accidente en el pie con una escopeta de pequeño calibre que estaba manejando.

El hijo de la infanta Elena, de 13 años, se recupera de la herida pero deberá seguir ingresado para practicarle las curas necesarias.

Según informó la Casa del Rey, Felipe Juan Froilán sufrió el accidente ayer cuando realizaba prácticas de tiro en el patio de la casa familiar de su padre, Jaime de Marichalar, exesposo de la infanta Elena, en la provincia castellana de Soria (centro).

Marichalar podría enfrentarse a una multa por haber permitido que su hijo, menor de 14 años, manejara un arma.

En el momento del disparo accidental de la escopeta de dos cañones, de calibre 36, se encontraba acompañado por su padre, y tras practicarle las primeras curas en un hospital de Soria fue trasladado a la clínica Quirón, en las afueras de Madrid, donde fue operado del pie.

El nieto de los reyes pasó la noche junto a su madre -su padre sólo estuvo hasta la operación- y en la mañana de hoy recibió la visita de su abuela, la reina Sofía.

"Los niños te pegan sustos", comentó doña Elena, en unas breves declaraciones a los periodistas a las puertas de la clínica, a lo que la reina añadió: "con los niños siempre pasa eso".

La hija de los reyes recordó a los periodistas que ella no estaba con el niño en el momento del accidente, cuando le preguntaron cómo ocurrió, y sólo dijo que Jaime de Marichalar le contó "más o menos" como sucedieron los hechos.

"Estaban de caza", señaló la reina, mientras ambas, sonrientes, explicaron que Felipe Juan Froilán estaba bien, había comido y jugaba con su teléfono móvil y que estaban tranquilas tras haber hablado con los médicos.

Los facultativos estiman que el niño deberá permanecer ingresado varios días para practicarle las curas necesarias con el fin de completar la recuperación de su herida.

El disparo accidental de la escopeta provocó que algunos perdigones -que le fueron extraídos anoche- le alcanzaran en la zona delantera del pie derecho, entre los dedos.

A consecuencia del accidente, Jaime de Marichalar se enfrenta a una multa de hasta $3,900 por una falta grave al haber permitido que su hijo utilizara un arma de fuego sin contar con licencia, a la que no puede tener acceso por ser menor de catorce años.

Felipe Juan Froilán, que ocupa el quinto lugar en la línea de sucesión a la Corona española, no cumplirá esa edad hasta el próximo 17 de julio.

Fuentes de la Guardia Civil informaron de que, por el momento, no se ha abierto una investigación por ese accidente, pero en el caso de que la iniciara es probable que se tomara declaración al exesposo de la infanta Elena.

A raíz del accidente sufrido por Felipe Juan Froilán, los medios españoles han recordado la tragedia ocurrida el Jueves Santo de 1956 en la localidad portuguesa de Estoril, cuando Alfonso de Borbón, de 14 años y hermano pequeño del rey, murió de un disparo en la cabeza al dispararse una pistola. 


💬Ver 0 comentarios