Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Desde que estudiaba ballet solía admirar la destreza de las bailarinas al danzar en puntas. Esa admiración, sin embargo era interrumpida por cierta incomodidad. Su coquetería innata le hacía afirmarse internamente que lucirían mejor en tacones.


💬Ver 0 comentarios