Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La acidez del tomate, al aplicarlo en la epidermis, consigue que el pH se equilibre y hace frente a las impurezas que ocurren con el acné y las espinillas. (Archivo/ GFR Media)

Para acabar con esos molestos problemas del cutis entre estos el acné, que sigue visitando de vez en cuando aunque se haya dejado la adolescencia muy atrás o los poros dilatados, puedes ayudarte aplicándote un tratamiento casero a base de tomate, cuyos nutrientes serán muy beneficiosos para la salud cutánea y puedes conseguir una piel mucho más firme, tersa, libre de grasa.


💬Ver 0 comentarios