Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La pérdida de peso no justificada es un signo. (Archivo / GFR Media)

Se estima que el 40% de los cánceres son prevenibles y el 33% son curables, pero para ello la detección precoz es fundamental. Hay algunos que pueden detectarse con exámenes específicos -como los de mama, cuello uterino o colon-, en tanto que hay otros en los que no se puede realizar un diagnóstico precoz. De ahí la importancia de conocer ciertos signos y síntomas que pueden advertir de la presencia de la enfermedad.

El sitio cancer.org establece la diferencia entre un signo y un síntoma. El primero -explica la página especializada en la enfermedad- es una señal que puede ser percibida por otra persona, por ejemplo fiebre, respiración agitada, etc. El segundo, en tanto, es apreciado solo por la persona que lo siente, como ocurre con el cansancio o dolor.

"Los signos y síntomas del cáncer dependen de dónde está alojada la enfermedad, cuán extendida está, y cuánto afecta a órganos y tejidos", señala el sitio web. Asimismo -agrega-, existen signos y síntomas generales, que son comunes a todos los cánceres, aunque también pueden estar alertando de otro tipo de enfermedades.

Sin embargo, si permanecen por mucho tiempo o empeoran, la recomendación es consultar cuanto antes con un médico para determinar que está pasando.

A continuación, los signos y síntomas generales del cáncer que destaca cancer.org:

1. Pérdida de peso no justificada: es un síntoma común en la mayoría de los casos de cáncer, pero especialmente cuando hay tumores que afectan al aparato digestivo (páncreas, estómago, esófago) o están muy avanzados. Se considera una señal de alarma si se produce de forma brusca e inesperada, y sin que la persona cambie sus hábitos de alimentación y ejercicio.

2. Fiebre: casi todas las personas que padecen cáncer presentarán fiebre en algún punto de la enfermedad, especialmente si lo que es atacado es el sistema inmune. Asimismo, la fiebre puede ser un signo temprano de procesos como la leucemia o el linfoma.

3. Fatiga: a medida que el cáncer progresa, el cansancio extremo puede convertirse en un síntoma primario o secundario, como ocurre debido a la anemia provocada por la pérdida de sangre en tumores de colon o estómago.

4. Dolor persistente en el tiempo: suele ser un síntoma inicial en los cánceres de hueso o testicular, así como también cuando existen tumores cerebrales (en este último caso se presenta como una cefalea que no cede). Con frecuencia el dolor tumoral se asocia a metástasis o a invasión directa de estructuras ricamente inervadas.

5. Cambios cutáneos: generalmente se los asocia con el de piel, pero en otros tipos de cáncer también se producen modificaciones cutáneas como hiperpigmentación, piel y ojos amarillentos, enrojecimiento, prurito o crecimiento excesivo de vello.

Signos y síntomas específicos de algunos cánceres

Junto a los de carácter general, cancer.org recomienda poner atención a ciertos signos y síntomas comunes que podrían advertir de la presencia de algunos cánceres en específico. Estos son:

- Cambio en la regularidad intestinal o el funcionamiento de la vejiga: estreñimiento y/o diarrea por un tiempo prolongado, puede ser un síntoma asociado al cáncer de colon. Asimismo, el dolor al orinar, la presencia de sangre en la orina o cambios en el funcionamiento de la vejiga, son signos y síntomas asociados al cáncer de vejiga o de próstata.

- Heridas que no cicatrizan: los cánceres de piel o de boca pueden dar señales de este tipo. Cuando las lesiones aparecen en la zona genital, tanto hombres como mujeres deben consultar.

- Manchas blancas dentro de la boca o en la lengua: pueden ser signos de leucoplasia, una enfermedad pre cancerosa causada por irritación frecuente. Se presenta de forma frecuente entre quienes fuman pipa o mascan tabaco, y si no se trata, puede derivar en cáncer de boca.

- Sangramiento o secresión inusual: la tos acompañada con sangre puede ser signo de cáncer de pulmón; si hay sangre en las deposiciones, puede tratarse de cáncer de colon; el sagrado vaginal inusual se relaciona con el cáncer de endometrio o cuello uterino; la presencia de sangre en la orina puede alertar de cáncer de vejiga o riñón; y una secreción sanguinolenta en el pezón puede ser signo de cáncer mamario.

- Bulto o nódulo: aunque la gran mayoría son benignos, existen muchos cánceres -mama, testículos, ganglios linfáticos y tejidos blandos- que se pueden palpar a través de la piel. Cualquier masa dura nueva debe resultar sospechosa.

- Cambios en verrugas, lunares o pecas: pueden indicar que una lesión se está malignizando. Para saber se debe aplicar la regla del A-B-C-D-E: Asimetría; Bordes irregulares; Color variado; Diámetro mayor de 6 mm; Evolución (cambios de aspecto).

- Tos y/o ronquera persistente: una disfonía que se extienda por más de dos semanas, debe ser estudiada por un médico especialista. En el caso de la tos, los fumadores deben poner especial atención.


💬Ver 0 comentarios