La manipulación espinal se recomienda entre otras diversas técnicas de medicina complementaria, antes de recurrir a la medicación. (horizontal-x3)
La manipulación espinal se recomienda entre otras diversas técnicas de medicina complementaria, antes de recurrir a la medicación. (Archivo)

Por Edel Díaz / Especial para Por Dentro 

Un nuevo estudio publicado en el “Journal of American Medical Association” (JAMA, por sus siglas en inglés), publicado el 11 de abril de este año, se suma a la creciente investigación que apoya la terapia de manipulación espinal para aliviar el dolor lumbar, una dolencia común que afecta a miles de puertorriqueños.

Se trata de una revisión de 26 ensayos clínicos con el fin de evaluar la seguridad y la eficacia de la manipulación espinal para el dolor lumbar. Los investigadores analizaron los datos de más de 1,700 pacientes con dolor lumbar y encontraron que la manipulación espinal era segura y eficaz tanto en la reducción del dolor como en la mejora de la función. Los pacientes informaron una mayor facilidad en la realización de actividades cotidianas junto con ser capaz de caminar más rápido y dormir más profundamente.

Los autores concluyeron: “Entre los pacientes con dolor lumbar agudo, la terapia manipulativa de la columna se asoció con mejoras en el dolor y la función con sólo trastornos musculoesqueletales menores”.

El estudio encontró que la manipulación espinal produce alivio del dolor similar a la medicación sin receta, pero sin los efectos secundarios dañinos que pueden incluir el riesgo de daño hepático, gastritis y formación de úlceras, junto con las interacciones farmacológicas adversas. Los opioides más fuertes también pueden resultar en adicción.

Esta revisión viene a solo dos meses de la publicación de una “Guía de Práctica Clínica” de febrero de 2017, del “American College of Physicians”, (ACP), que recomiendan la manipulación espinal para dolor lumbar (espalda baja) agudo, subagudo y crónico entre otras diversas técnicas de medicina complementaria antes de recurrir a la medicación.

“Para los pacientes con dolor lumbar crónico recomienda la terapia no-farmacológica primero”, dice la organización en las nuevas directrices, publicadas en los Anales de Medicina Interna.

“Los médicos deben considerar los medicamentos opioides analgésicos como una última opción para el tratamiento y sólo en pacientes que han fracasado otras terapias, ya que están asociados con daños sustanciales, incluido el riesgo de adicción o sobredosis accidental”, dijo el doctor Nitin Damle, presidente de la ACP. “Los médicos deben evitar prescribir pruebas innecesarias y medicamentos costosos y potencialmente dañinos, especialmente narcóticos, para estos pacientes”, agregó.

“Los opioides deben ser considerados solamente cuando otros tratamientos no funcionan y sólo si hay más beneficios que los riesgos para un paciente individual”, agregó el Dr. Damle.

Riesgo de adicción

El dolor lumbar es una de las razones más comunes por las que los médicos prescriben medicamentos opioides adictivos. Hoy día, la comunidad de la salud está haciendo esfuerzos para combatir una epidemia de sobredosis de opioides generalizada, tanto en Puerto Rico como Estados Unidos.

Los opioides(incluidos los opioides recetados y la heroína) mataron a más de 33,000 personas en 2015 en Estados Unidos, más que cualquier otro año registrado, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

En un editorial publicado en JAMA en conjunto con el estudio, el investigador Richard Deyo, internista y profesor de medicina en “Oregon Health and Science University”, menciona que “aunque existen aproximadamente200 opciones para tratar el dolor lumbar, ningún tratamiento es claramente superior”, refiriéndose a la manipulación espinal.

Deyo agregó que “el reposicionamiento de la materia del disco a través de la terapia de manipulación espinal puede ayudar a reducir la tensión muscular y estimular las fibras nerviosas”. Señaló también que “el cuidado quiropráctico sigue siendo popular entre el público y tiene la mayor proporción de los pacientes altamente satisfechos, según Consumer Reports”.

De acuerdo a un reporte, en el año 2012, 30% de los pacientes estadounidenses que padecen de dolor de cuello y/o espalda baja buscan ayuda de un doctor en quiropráctica. Deyo también señaló que la revista Consumer Reports reportó en el año 2013 a través de una en una encuesta entre 14,000 de sus suscriptores que padecían de dolor de espalda baja, el cuidado quiropráctico tuvo la mayor proporción de pacientes “altamente satisfechos”.

Entre los aproximadamente4,000 suscriptores que fueron atendidos por doctores en quiropráctica, el 59% reportaron estar “altamente satisfechos”. Esto comparado con 55% que acudieron a terapistas físicos y 34% que vieron un médico generalista.

“Las complicaciones serias relacionadas a la manipulación espinal son extremadamente raras. Si la manipulación espinal es al menos tan efectiva y tan segura como el cuidado de salud convencional, puede ser una opción apropiada para pacientes con dolor lumbar no complicado”, concluyó el Deyo. Estos estudios de alta calidad en revistas médicas respetadas se suman a una creciente lista de apoyo científico para la terapia de manipulación espinal.

El modelo emergente del cuidado médico dicta que todos los proveedores acepten tratamientos que estén probados clínicamente, independientemente de los prejuicios filosóficos de antaño de los doctores en medicina. Todos los proveedores de la salud debemos trabajar juntos y en directa comunicación para brindar atención centrada en el paciente basada en la evidencia científica. Esto, en última instancia, beneficiará al paciente, que es en realidad lo más importante.

El autor es doctor en quiropráctica con especialidades en medicina deportiva y en la técnica de Ajuste y Manipulación de Descompresión de Cox para el tratamiento de discos herniados. 

Más información en el (787) 759-9605 y en www.quiropracticaaldia.com


💬Ver 0 comentarios