Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La incómoda escena ocurrió cuando la exreina de España quiso fotografiarse con sus nietas al finalizar la misa de Pascua en la catedral de Palma de Mallorca

El pasado domingo, la familia real española se hizo presente en la catedral de Mallorca para asistir a la tradicional misa de Resurrección. Este fue el cuarto año consecutivo en el que los reyes Felipe y Letizia acuden con sus hijas -Leonor y Sofía- al oficio religioso que pone fin a la Semana Santa, pero en esta ocasión fue distinto. ¿La razón? También estuvieron presentes los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, quienes no asistían a la ceremonia desde 2014, año en el que el monarca abdicó.

💬Ver comentarios