No debe haber problemas en encontrar dinero en los cajeros de bancos, cooperativas y uniones de crédito.

El Banco de la Reserva Federal de Nueva York (FRBNY) ha activado su operativo de emergencia ante el inminente paso de la tormenta tropical Dorian a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, confirmó este miércoles el comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), George Joyner.

Además, según Joyner, luego de la experiencia que les dejó el huracán María, el sector bancario al igual que cooperativas y uniones de crédito han fortalecido sus sistemas de comunicación e incluso, instalado generadores en sus respectivas redes de sucursales para que los cajeros automáticos continúen funcionando. Esto, en caso de que el sistema eléctrico experimente fallas como secuela de la tormenta.

“Ayer, los bancos se abastecieron de efectivo y ya recibimos los informes de la red de sucursales, y cajeros automáticos que deben estar funcionando”, dijo Joyner a El Nuevo Día.

De acuerdo con Joyner, ante la posibilidad de la emergencia, el FRBNY había preposicionado en el depósito de Puerto Rico, efectivo adicional a los volúmenes que generalmente gestiona y según el plan de emergencia, la principal unidad del banco estadounidense estaba lista para trasladar más dinero hoy mismo, mañana, jueves o tan pronto las condiciones del tiempo lo permitan.

El objetivo del operativo de manejo de efectivo en situaciones de emergencia del FRBNY se activa ante la posibilidad de que un evento catastrófico impida que los consumidores no puedan efectuar compras o transacciones con tarjetas de crédito o débito o que los puntos de venta en comercios dejen de funcionar.

A preguntas de este diario, Joyner no pudo precisar cuánto dinero adicional envió el FRBNY a Puerto Rico, pero indicó que se tomó como referencia la respuesta de emergencia que dio el banco central estadounidense, en el 2017, durante los huracanes Irma y María.

Entonces, el FRBNY trasladó a Puerto Rico sobre $500 millones en efectivo.

Luego del huracán María, las principales autovías de Puerto Rico quedaron bloqueadas y los sistemas de comunicación de los bancos quedaron inoperantes, lo que propició que algunas sucursales en el oeste y sur de la isla quedaran incomunicadas y sin dinero. En aquel momento, incluso, las instituciones financieras permitieron a los clientes retirar dinero de sus cuentas sin saber si contaban con fondos suficientes.

“Ya las compañías de acarreo están coordinadas para repartir el dinero según se necesite, aunque esperamos que no pase nada mayor”, agregó Joyner en referencia a las compañías de seguridad y camiones blindados que prestan estos servicios.

Fortalecidos los sistemas de comunicación y generación propia

De acuerdo con Joyner, luego del huracán María, la mayoría de los bancos fortalecieron sus sistemas tecnológicos y de comunicación, con sistemas principales yalternos para asegurar la continuidad de estos.

“Ya casi todas las sucursales tienen su propia capacidad de generación eléctrica, por lo que los cajeros automáticos en las sucursales deben funcionar. Los bancos también se abastecieron de combustible y hasta cuentan con inventarios propios de piezas y aceites para dar mantenimiento a esos generadores”, explicó Joyner.

El titular de la OCIF subrayó que el traslado de efectivo adicional como parte del operativo del FRBNY, que en inglés se identifica como “Emergency Cash Management Services”, también contempla suministrar efectivo desde Puerto Rico a las Islas Vírgenes estadounidenses.


💬Ver 0 comentarios