(semisquare-x3)
El proyecto que impulsa Carmelo Ríos dispone que si un juez determina que el banco no actuó de buena fe al no ofrecerle al cliente todas las opciones que tiene para salvar su casa, la demanda igualmente quedará desestimada. (GFR Media)

El senador novoprogresista Carmelo Ríos hizo un llamado ayer al gobernador Ricardo Rosselló a que firme un proyecto que enmienda la Ley de Mediación Compulsoria y Preservación de tu Hogar para añadir nuevas protecciones a consumidores al momento de entrar en proceso de negociación con los bancos hipotecarios.

Según indicó Ríos en conferencia de prensa, representantes de la banca ya solicitaron una reunión con el gobernador para cabildear en contra de la pieza legislativa, que saldrá en los próximos días del Capitolio hacia La Fortaleza.

Se trata del Proyecto del Senado 973, aprobado en la Cámara con enmiendas el 8 de abril, que forzaron un comité de conferencia. Entre los días 29 y 30 de abril los cuerpos legislativos zanjaron sus diferencias, pero la medida todavía no ha sido enviada a la mansión ejecutiva.

La medida no recibió un solo voto en contra en el Senado y 10 en la Cámara.

Según Ríos, el proyecto facilita el proceso de mediación en varias facetas. Por ejemplo, dispone que será suficiente la presencia de un heredero en el proceso de mediación para que el trámite en torno a una disputa sobre una propiedad en herencia continúe. Igualmente, si un heredero no está de acuerdo con que se dé el proceso de mediación, estaría obligado a comparecer a las vistas en el tribunal para consignar su oposición.

Ríos explicó que cuando se creó la Ley 184 en el 2012 no se vislumbró la masiva emigración de los pasados años que ha provocado, según dijo, que se dilaten innecesariamente los procesos de mediación cuando algunos o la mayoría de los herederos del dueño fenecido de la propiedad están fuera de la isla.

“La ley está al 50% operando. No está funcionando tal y como se diseñó. Compañeros abogados me han hablado de los subterfugios que utiliza la banca para evitar la mediación al dilatar los procesos. Los bancos te dicen que tienes unas opciones y luego te dicen que no cualificas”, dijo Ríos.

Otro cambio en la Ley 184-2012 incluido en el proyecto dispone que, si el acreedor no se presenta a una vista en cualquiera de las etapas del proceso, la demanda de ejecución de propiedad se desestima automáticamente, aunque sin prejuicio, lo que significa que el banco puede entablar el reclamo judicial nuevamente.

Según Ríos, los abogados de los bancos se ausentan de los primeros señalamientos para al final del proceso hacer un ofrecimiento que el deudor no puede aceptar con la ejecución de la casa casi encima.

Otra enmienda dispone que si un juez determina que el banco no actuóde buena fe al no ofrecerle al cliente todas las opciones que tiene para salvar su casa, la demanda igualmente quedará desestimada.

“Tienen que dar fe de que se ofrecieron todas las medidas disponibles”, dijo el senador.

Ríos indicó que las escuelas de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, la Universidad Interamericana y la Universidad Católica favorecen la medida, al igual que AARP (Asociación Americana de Personas Retiradas, por sus siglas en inglés), la Asociación de Padres de Niños con Impedimentos y la Comisión de Derechos del Consumidor del Colegio de Abogados y Abogadas.

“En estos días van a cabildear para que la medida no se apruebe. Sería un error para los miles de puertorriqueños que quieren pagar su casa y, si los asesores le dicen al gobernador que no la firme… Esta pieza no afecta la blanca y es buena para la economía de Puerto Rico”.

Ríos aseguró que radicaría nuevamente el proyecto si es vetado por Rosselló.


💬Ver 0 comentarios