Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A la derecha, Miguel Ortiz, de CrediCentro, junto a Samalis Torres. (horizontal-x3)
A la derecha, Miguel Ortiz, de CrediCentro, junto a Samalis Torres. (Wanda Liz Vega Dávila)

La Cooperativa de Ahorro y Crédito de Barranquitas (CrediCentro) se propone otorgar unos $2.5 millones en préstamos durante este año, cuantía que, junto a las iniciativas de inversión social de la entidad, ayudará a fortalecer la economía de la montaña, aseguró su presidente ejecutivo, Miguel A. Ortiz.

“CrediCentro se ha mantenido a flote porque ha tomado medidas estrictas”, dijo Ortiz, quien se mostró optimista en que la cooperativa que preside desde hace unos dos años superará, junto a sus pares, los escollos que encara el sector.

“La situación económica ha sido un poco más retante porque en esta región, la mayoría de la gente trabaja con el Gobierno o por cuenta propia, pero estamos confiados porque conocemos cómo se desenvuelve la actividad económica en esta área”, sostuvo Ortiz, quien se mostró consciente del impacto adverso que supondrá el plan de recortes que implementará el Gobierno a partir de julio próximo.

Hace unas dos semanas, CrediCentro fue parte del grupo de 47 cooperativas de ahorro y crédito que endosaron el acuerdo de reestructuración voluntaria (RSA, en inglés) con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), una transacción que, según Ortiz, permitirá recuperar parte de lo que prestó a Puerto Rico.

El RSA alcanzado con el BGF significará un recorte de entre 45 centavos a 25 centavos, pues dependerá de la alternativa que suscriba el acreedor. “En aquel momento se pensó que era una buena oportunidad para traer unos rendimientos mayores que lo que se hacía en préstamos, pero resultó no ser así”, dijo con franqueza Ortiz, al recordar el respaldo que el sector cooperativo dio al Gobierno, adquiriendo casi $1,300 millones en bonos. Ortiz no especificó a cuánto asciende la inversión de CrediCentro en bonos del BGF o qué alternativa de intercambio tomará, pero explicó que en total, la cooperativa adquirió unos $13 millones en bonos del Gobierno, de los cuales estima recobrar la mitad. La cartera de inversiones total de CrediCentro ronda unos $19 millones.

Por una ley especial, cooperativas como CrediCentro no tendrán que registrar las pérdidas en los bonos de Puerto Rico de una sola vez, por lo que la entidad ha aumentado sus reservas paulatinamente, totalizando al cierre de 2016 unos $3.8 millones, explicó Ortiz. En el 2016, la cooperativa generó ingresos netos por $1.8 millones, pero la junta de directores solo autorizó $1 millón en pago de dividendos. “Hoy son las inversiones, pero mañana puede ser la morosidad”, dijo Ortiz al señalar que el cuerpo directivo prefirió reducir el monto de dividendos como medida cautelar.

“Hemos establecido un plan de control de gastos estricto”, agregó Ortiz al señalar otra de las medidas puestas en vigor. Al presente, CrediCentro emplea unas 60 personas en sus dos oficinas de servicio y tres sucursales ubicadas en Barranquitas, Orocovis y Ponce. La cooperativa cuenta con sobre 17,000 socios.

De acuerdo con Ortiz, si bien los socios, al igual que el resto delos consumidores y comerciantes puertorriqueños, lidian con el impacto adverso de este ciclo económico, CrediCentro ha mantenido su liderato como una alternativa de servicios financieros.

La gobernanza de CrediCentro contempla la celebración de reuniones trimestrales con la decena de representantes por sector geográfico que abarca la cooperativa, lo que permite identificar proyectos sociales que contribuyen al quehacer deportivo, cultural o educativo de la región, pero también oportunidades de negocio.

Al presente, la cartera de préstamos de CrediCentro ronda unos $200 millones, volumen que mayormente responde a préstamos para individuos, sean personales o autos. Hace unos cuatro años, tras una alianza con MultiMortgage, la cooperativa comenzó a otorgar financiamientos comerciales y hace unos dos años, CrediCentro suscribió otro acuerdo con FideCoop, una cooperativa secundaria promotora de inversiones en proyectos empresariales.

La alianza con FideCoop ha permitido que CrediCentro pueda ofrecer financiamientos a iniciativas agrícolas o comerciales, descansando en la pericia de los oficiales de FideCoop en ese tipo de préstamos. Al presente, ambas alianzas han servido para levantar una cartera de $7.8 millones en financiamientos comerciales justo en el corazón de Puerto Rico.

“Las cooperativas son como una segunda alcaldía”, dijo Ortiz al señalar que la entidad se ha convertido en un jugador para que iniciativas de desarrollo económico vinculadas a la actividad gastronómica como la Ruta del Apio o la Ruta de la Longaniza despeguen.

A preguntas de El Nuevo Día acerca de la posibilidad de comprar bonos de Puerto Rico, Ortiz dijo sin vacilaciones que ello está descartado en este momento, pero no descartó evaluar alguna transacción de adquisición de activos, una vez cobre forma el proceso de consolidación de cooperativas que se avecina.

La presencia de CrediCentro en Ponce fue producto del cese de la cooperativa Cívico Ponceña, entidad cuyos activos fueron adquiridos por varias cooperativas. “Habría que evaluar si es conveniente, pero si se fuera a dar algo así, sería para continuar prestando servicios en la montaña”, acotó.


💬Ver 0 comentarios