El proyecto en cuestión, identificado como “Merchant Cash Advance” o MCA, buscaba crear una plataforma tecnológica para otorgar préstamos a pequeñas empresas que no tenían buen crédito o colateral para tomar prestado. (David Villafañe)

Mientras el Banco de Desarrollo Económico (BDE) procuraba vender sus préstamos para fusionarse con la Administración para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), la institución acordó invertir casi $20 millones en una nueva empresa, cuya implementación era incierta y su contratación sería nula, según un análisis legal examinado por El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios