Ramón Torres, de Yaucoop, Pedro Roldán, VP de Cossec; y Erwin Morales de Cabo Rojo Coop durante el traspaso de bienes como parte de la venta de la Cooperativa Sabaneña. (Suministrada) (horizontal-x3)
Ramón Torres, de Yaucoop, Pedro Roldán, VP de Cossec; y Erwin Morales de Cabo Rojo Coop durante el traspaso de bienes como parte de la venta de la Cooperativa Sabaneña. (Suministrada)

Luego de un patrón de fraude que dejó pérdidas que rondaron entre $16 millones y $25 millones y de 10 años de supervisión directa por parte de la Corporación de Seguro y Supervisión de Cooperativas (Cossec), la Cooperativa Sabaneña cerrará sus operaciones por insolvencia y sus activos han sido vendidos a las cooperativas de ahorro y crédito de Cabo Rojo y Yauco.

La consolidación forzada por el regulador cooperativo se dio a conocer este viernes, cuando Cossec indicó que como parte de la transacción, Cabo Rojo Coop adquirió la sucursal cooperativa y sede de Sabaneña en el municipio de Sabana Grande y Yaucoop hizo lo propio con la sucursal en ese municipio.

Cossec informó que, como parte del acuerdo, se distribuyeron las cuentas de los socios y depositantes, partiendo del número de código postal de estos.

“Es un proceso que debe ser transparente para los socios y depositantes”, indicó a El Nuevo Día Pedro Roldán, vicepresidente de Cossec, a cargo de las tareas reglamentarias en el regulador cooperativo.

Roldán destacó que es la primera vez que Cossec logra disponer de los activos de una cooperativa en una transacción en la que participan más de una entidad financiera. Agregó que Cossec recibió varias ofertas por los activos de Sabaneña, pero se seleccionó la oferta Cabo Rojo-Yaucoop por entender que, de esta manera, los más de 6,000 socios y depositantes de la fallida cooperativa quedarán mejor servidos.

Roldán no informó los términos económicos de la transacción y tampoco indicó a cuánto ascienden las pérdidas que experimentará el regulador para responder por las acciones y depósitos que custodiaba Sabaneña, pero el acuerdo supone la venta de unos $50.3 millones en activos, incluyendo las instalaciones físicas y una cantidad no informada en acciones y depósitos.

Sabaneña empleaba a unas 22 personas. Según Roldán, como resultado de la transacción, por el momento, solo unos siete empleados pasarán a trabajar para las cooperativas adquirientes.

La venta de los activos de Sabaneña pone fin a uno de los capítulos más dolorosos en tiempos recientes para el movimiento cooperativo y Cossec, porque Sabaneña quedó bajo la supervisión y operación directa de Cossec hace aproximadamente una década tras detectar un millonario fraude en el otorgamiento de préstamos.

El fraude, que se extendió por años y fue identificado en los procesos de auditoría de Cossec, culminó en el arresto y enjuiciamiento de cuatro empleados hace cinco años y la destitución de varios de sus directivos.

“Esta cooperativa se intentó rehabilitarla, pero luego que no fue posible, se le hizo la recomendación a la junta de directores para que procediera con la transacción”, dijo Roldán al agregar que aparte del fraude, la cooperativa sufrió los efectos del colapso de los bonos de Puerto Rico.

Según Roldán, Cabo Rojo Coop y Yaucoop trabajan en la integración de los sistemas informáticos, por lo que, a partir del próximo martes, los socios de Sabaneña continuarán realizando sus transacciones y recibiendo servicios en las sucursales donde acudían, sin inconvenientes.

“Es incuestionable el valor de este sector para el desarrollo económico y el que se materialice un acuerdo como este nos fortalece a todos y pone de manifiesto la importancia del regulador”, indicó por su parte Ivelisse Torres Rivera, presidenta de la junta de directores de Cossec.

“Con esta transición fortalecemos el movimiento cooperativo en el área suroeste”, sostuvo en declaraciones escritas Kerwin Morales, presidente ejecutivo de Cabo Rojo Coop.

Mientras, su homólogo en Yaucoop, Ramón Torres, indicó que “consolidamos las operaciones de Sabaneña con Yaucoop levantando una sola bandera: la del cooperativismo en el pueblo de Yauco que ondea sobre todo Puerto Rico”.

El cierre de Sabaneña es la segunda consolidación forzada por Cossec este año. En febrero pasado, Cossec viabilizó autorizó el cierre y la venta de ciertos activos de Guaynabo Coop a la Cooperativa Sagrada Familia.


💬Ver 0 comentarios