Ignacio Álvarez, principal oficial ejecutivo de Popular Inc. (GFR Media)

El principal oficial ejecutivo de Popular Inc. (Nasdaq:BPOP), Ignacio Álvarez, dijo sentirse “frustrado e indignado” con los eventos que han sacudido a la isla en la última semana y sostuvo que es “imperativo” que los líderes políticos tomen “acción decisiva” para devolver la estabilidad al gobierno.

En una carta a los empleados de la institución financiera a la que tuvo acceso El Nuevo Día, aunque sin hacer referencia directa a los eventos, Álvarez señaló que la crisis de gobernabilidad que se ha producido “atenta contra la recuperación de Puerto Rico”.

Popular es la entidad privada con el mayor número de empleados en la isla.

Álvarez instó a los empleados del banco a continuar trabajando en beneficio de los clientes, pese al cuadro de incertidumbre que experimenta la isla. Ello, tras las acusaciones por corrupción radicadas por autoridades federales contra la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, y la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila Marrero, y la revelación del chat de Telegram que encabezaba el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y 11 de sus colabores más cercanos. Parte del chat que encabezaba Rosselló Nevares salió a relucir el pasado sábado, cuando el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) reveló un documento de 889 páginas que contiene parte del conversatorio que el mandatario mantuvo entre los meses de noviembre de 2018 y enero de 2019 con sus allegados y en el que se discuten asuntos oficiales con contratistas y personas ajenas del gobierno, pero también se revelan estratagemas para desbancar a funcionarios de sus posiciones y decenas de mofas y epítetos contra mujeres, la comunidad LGBT, personas con discapacidad, periodistas e incluso, las víctimas fatales que dejó el huracán María.

Tras los eventos, prácticamente, todos los sectores sociales y la clase política, incluyendo el liderato del partido de Rosselló Nevares, ha reclamado que el mandatario renuncie al cargo o se comience un proceso de residenciamiento.

“Los eventos recientes atentan contra la recuperación de Puerto Rico, por lo que es imperativo que los poderes políticos tomen acción decisiva para devolver a nuestra isla el sosiego y la estabilidad que necesitamos para seguir adelante”, indicó Álvarez en su misiva.

“En nuestros 125 años, Popular ha sido testigo, en múltiples ocasiones, de la capacidad de Puerto Rico de crecerse ante la adversidad y salir fortalecido. Estamos totalmente confiados que esta vez no será diferente”, indicó agregó el banquero.

La misiva de Popular a sus empleados se produce un día después de que su homólogo en Oriental Bank, José Rafael Fernández, también escribiera a los clientes de esa institución para indicar que la situación era motivo de “desilusión, consternación y alarma” y dijo que era necesario que las ramas Legislativa y Ejecutiva “trabajen con premura” para resolver la crisis.

El Nuevo Día solicitó conocer la postura de FirstBank acerca de los eventos, pero se indicó que en este momento, la institución o sus ejecutivos no harían comentarios.


💬Ver 0 comentarios