Dimas Rodríguez es el nuevo presidente de la Mortgage Bankers Association (MBA). (horizontal-x3)
Dimas Rodríguez es el nuevo presidente MBA. (Luis Alcalá del Olmo)

Fomentar la transparencia y ampliar los eventos de educación a los consumidores acerca del mercado hipotecario son parte de los proyectos que ocuparán la agenda del nuevo presidente de la Mortgage Bankers Association (MBA), Dimas Rodríguez. 

“Todos los planes están dirigidos a ver cómo la organización en particular y la industria en general ayudan en la reconstrucción de un nuevo Puerto Rico”, aseguró el ejecutivo, quien ocupa el cargo en propiedad desde el 1 de julio tras haber resultado electo en mayo pasado. Anteriormente ocupó en la asociación el puesto de primer vicepresidente.

“A pesar de que en los últimos años han sido difíciles, nuestro objetivo en estos momentos es formar parte de los pasos firmes y positivos que hay que dar para que Puerto Rico salga hacia adelante”, reiteró Rodríguez, en referencia a la precaria situación económica del país, que lleva una década en depresión. Durante este periodo también estalló una burbuja hipotecaria, que en conjunto con el descenso poblacional y el alza en el desempleo y en la emigración, ha provocado que las ejecuciones de viviendas alcancen niveles históricos (5,242 en 2016) y las que originaciones de hipotecas se mantengan bajas (menos de 1,000 mensuales).

“El tema de las ejecuciones es uno que tenemos presente y que estamos tratando de afrontar de la manera más humana y eficiente posible”, sostuvo el también presidente de Equity Mortgage, Inc.

Por tal razón, Rodríguez aspira a darle continuidad a la educación sobre alternativas de mitigación de pérdidas (“loss mitigation”) y prevención de ejecuciones mediante eventos abiertos al público general en distintos municipios alrededor de la isla. “Es un tema que sigue latente y hay que seguir atendiendo. Tenemos la encomienda de continuar y mejorar ese proceso de poder llegar a ese cliente que se está escondiendo del banco, no confía en el banco o se está orientando de las fuentes equivocadas”, dijo.

La primera de estas orientaciones, que tuvo lugar el año pasado en Guaynabo, contó con la colaboración de Consumer Credit Counseling y de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras, y contó con la asistencia de más de 200 personas, según reportó El Nuevo Día en aquella ocasión.

A estos eventos Rodríguez planifica añadir otros dirigidos a educar acerca de los distintos tipos de préstamos hipotecarios (FHA, Veteranos, Rural, convencional conforme y no conforme, por ejemplo), información que resultará de utilidad para potenciales compradores de viviendas.

Observó que al comprar o refinanciar una propiedad, el cliente no solo debe tomar en cuenta lo que más le conviene al presente, sino también pensar en el futuro, pues no todos los tipos de hipotecas cualifican para todas las alternativas de mitigación de pérdidas disponibles.

Con las iniciativas educativas se pretende que más personas puedan retener sus viviendas. “A los consumidores les decimos: Si su propiedad no ha sido ejecutada y usted la ocupa, en ningún momento debe dejar de comunicarse con el banco o tratar de buscar alternativas. Hasta que la propiedad no está ejecutada, hay maneras de buscar alternativas”, enfatizó.

Nuevo informe para arrojar luz 

Por otro lado, para fomentar la transparencia en la industria hipotecaria, la MBA se dispone a contar a partir de este año con un informe mensual son datos precisos sobre originación, ejecuciones, morosidad y comportamiento de las carteras de “servicing”, por ejemplo.

La asociación, que lleva dos años trabajando en esta iniciativa, contrató a la compañía Black Knight para recopilar los datos y elaborar un informe de rendimiento hipotecario que emula el informe McDash, el cual, según Rodríguez, es utilizado por la mayoría de los inversionistas del exterior.

Se espera, en fin, que el informe refleje el comportamiento de los porfolios de la mayoría de las instituciones hipotecarias en la isla, con miras a brindar información más precisa y confiable a potenciales inversionistas del mercado secundario, que proveen a los bancos parte de la liquidez que necesitan para continuar ofreciendo préstamos a sus clientes.

“Cualquier institución que venga necesita ver las estadísticas para tomar una decisión de cómo va a invertir su dinero en el sector”, explicó Rodríguez. “Mientras más data tengan para analizar, podemos obtener más inversionistas y lograr que los términos sean mejores para nuestros clientes porque la falta de información aumenta el riesgo para cualquier inversionista que venga y ese riesgo se cobra. Aparte, esto nos provee a nosotros internamente una herramienta para poder desarrollar nuestras estrategias y salir con mejores alternativas y productos para nuestros clientes”, aseveró el presidente de la MBA, una entidad sin fines de lucro que agrupa a empresas y a profesionales de la industria hipotecaria en Puerto Rico.

Rodríguez anticipó que la primera edición del informe debe estar lista para el último trimestre del presente año, cuando se presentará primero a los socios para luego hacerlo disponible al público, probablemente a través de la página web de la MBA.

“Estamos buscando cómo nuestras operaciones pueden evolucionar, modernizarse, buscar nuevas alternativas a los clientes a los diferentes temas que nos ocupan”, aseguró.


💬Ver 0 comentarios