(semisquare-x3)
(GFR Media)

El dinero que se retiró sin autorización de las cuentas de clientes del Banco Popular se efectuó desde cajeros automáticos en México y la ciudad de Chicago, en Illinois, confirmó José Teruel, primer vicepresidente de Prevención de Fraude de la entidad bancaria en entrevista con El Nuevo Día.

Hasta el momento, han identificado unas 500 cuentas que fueron “comprometidas”, de un total que supera el millón de cuentas, indicó Teruel, por lo que los afectados son menos del 1% de los tarjetahabientes de Banco Popular.

Ninguno de los retiros de dinero se efectuó en Puerto Rico.

Más de una decena de especialistas trabajan en la investigación, que inició hoy, y que busca descubrir cómo los malhechores obtuvieron la información de la cinta magnética de las tarjetas de débito, así como los números de contraseña (“pin number”), que les permitió retirar el dinero.

“El patrón que se observó es que copiaron o tuvieron acceso a la información de los plásticos y al ‘pin number’, y retiraron el dinero de los cajeros automáticos. Es lo que está bajo investigación”, sostuvo y añadió que hay varias personas involucradas en el esquema de fraude.

“Normalmente son grupos distintos, unos obtienen la información y la venden a otras personas en el mercado negro”, sostuvo.

Los delincuentes comenzaron a retirar el dinero desde el sábado en la mañana. “Al principio eran pocos casos y luego fueron aumentando”.

Los sistemas del banco dieron una alerta, y los funcionarios de Popular empezaron a contactar a algunos de los clientes afectados, según el ejecutivo experto de la División de Prevención de Fraude. Otros clientes al percatarse llamaron ellos a su sucursal. Los retiros desde México y Chicago continuaron el domingo también y hubo clientes a los que le retiraron dinero los dos días.

El sistema de alerta se activó, entre otras razones, porque había clientes usando su tarjeta de débito en Puerto Rico y al mismo tiempo en México o Chicago, dijo Teruel.

Aunque no soltó prenda sobre la investigación, señaló que todos los casos tienen un punto en común y es que hicieron transacciones en un comercio del área norte, al que no identificó.

Sobre los clientes afectados, insistió en que sus cuentas están seguras y Popular trabaja con prontitud para reponerles el dinero a la brevedad posible. El banco les va a enviar una tarjeta de débito nueva esta semana, y no es necesario que cambien el ‘pin number’, aunque pueden hacerlo.

Durante la investigación, la entidad bancaria ha detectado otros casos con riesgo suficiente de que la información fue copiada y pese a que no le hayan retirado dinero de la cuenta, como medida cautelar Popular les enviará una nueva tarjeta a esos clientes, indicó Teruel.


💬Ver 0 comentarios