Un empleado trabaja en los almacenes de Amazon en Nueva York. (AP) (horizontal-x3)
Un empleado trabaja en los almacenes de Amazon en Nueva York. (AP)

El Tribunal Supremo de Estados Unidos confirió hoy, jueves, a los estados la autoridad para obligar a los comerciantes por Internet a retener el impuesto sobre las ventas, que en Puerto Rico se le conoce como el IVU. 

A raíz de este fallo, el secretario del Departamento de Hacienda, Raúl Maldonado, aseguró que ahora "es mandatorio" que los comerciantes por Internet comiencen a cobrar y remitir a su agencia el IVU, tengan o no una operación en Puerto Rico. 

"Nosotros nos adelantamos", afirmó a preguntas de endi.com sobre si se necesita o no legislación adicional para hacer cumplir con este mandato. 

El funcionario aclaró que si bien otros estados o territorios ahora tendrán que aprobar una legislación que permita este cobro, en Puerto Rico ya la ley está en vigor. Además, recordó que su agencia tiene acuerdos firmados con 11 empresas que operan mayoritariamente por Internet y que son populares entre los consumidores locales. 

Maldonado indicó que el único acuerdo que ha trascendido fue con Amazon.com, debido a que dio su autorización para divulgarlo. Los demás acuerdos, hasta el momento, son confidenciales.

"Las únicas que son más complicadas para aplicarlo son las empresas que no están en territorio americano, como las chinas", agregó Maldonado. 

A su vez, el secretario, quien fungió hoy como orador en la convención de la Cámara de Comercio en un hotel de Condado, recalcó que "esta es una medida de protección para el comercio local", toda vez que les quita una ventaja a los negocios por Internet que, sin aportar a la economía de Puerto Rico, podían ofrecer transacciones con 0% de IVU. 

Sobre si hay un estimado de recaudos por este concepto, Maldonado informó que hay unos "muy conservadores" de $30 millones.

"Entiendo que es mucho más, porque las ventas han seguido subiendo exponencialmente", afirmó. 

Según la Ley 25 del 29 de abril de 2017, "los recaudos estimados de las ventas de Internet ronda entre $35 y $55 millones al año". Este estatuto se aprobó con el fin de aumentar la captación de ingresos provenientes de las ventas por Internet en la isla.

La decisión 5-4 del Tribunal Supremo federal fue a favor del estado de Dakota del Sur, que mantenía un caso contra las empresas Wayfair, Overstock.com y Newegg, que no le pagan impuestos, amparadas en un precedente de 1992 que eximía de esa responsabilidad a los negocios sin "presencia física" en una jurisdicción. 


💬Ver 0 comentarios