Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Actualmente, solo el programa de comedores escolares del Departamento de Educación y el Mercado Familiar del Departamento de la Familia gestionan compras significativas al agro local a través de ADEA. (horizontal-x3)
Actualmente, solo el programa de comedores escolares del Departamento de Educación y el Mercado Familiar del Departamento de la Familia gestionan compras significativas al agro local a través de ADEA. (GFR Media)

Para cumplir con el mandato de ley de separar un porcentaje de su presupuesto a comprar productos del agro local, las agencias deben empezar a incluir esa exigencia en los contratos que firman con sus proveedoras, particularmente en las que dan servicio de alimentación a poblaciones numerosas, como la correccional y la hospitalaria.

Esa fue la conclusión a la que llegaron los senadores Luis Berdiel y Cirilo Tirado, luego de constatar en vista pública que solo el programa de comedores escolares del Departamento de Educación (DE) y el Mercado Familiar que administra el Departamento de la Familia (DF) facilitan compras significativas a través de la Administración para el Desarrollo Agropecuario (ADEA).

Según informó la administradora auxiliar Helga Méndez, el pasado año fiscal ADEA “gestionó compras directas a agricultores” por unos $33 millones, para los desayunos y almuerzos de comedores escolares. Esta suma incluyó 38 productos, como $7 millones en carne fresca de res, $5 millones en carne fresca de cerdo, $2 millones en cítricos y $3.8 millones en hortalizas.

En tanto, el Mercado Familiar ha implicado compras de casi $78 millones a agricultores del patio desde 2013 a 2017, agregó la agrónoma. A su vez, denunció que el resto de las agencias han ignorado los acercamientos de mercadeo de ADEA y que incluso los centros Head Start y otros de cuido de niños administrados por el gobierno le han dicho que la agencia “es un proveedor más en la lista”

En cuanto al Departamento de Corrección, trascendió que la compañía que provee alimentación usa suplidores de aquí pero no hay constancia de que se nutra de productos locales.

“En el contrato, Corrección puede obligar a la compañía y tratar de moverlos hacia ADEA para que compren los alimentos a través de ellos”, sugirió Tirado.

Berdiel, quien preside la Comisión de Agricultura encargada de investigar la Resolución del Senado 206, coincidió y fue más allá al recomendar que, después de “amarrarlos por contrato”, se adelante legislación para que obligar a las agencias a incluir esta cláusula.


💬Ver 0 comentarios