(horizontal-x3)
El 2017 es considerado como el más año más costoso en términos de pérdidas económicas por causa de desastres climatológicos. (GFR Media)

Según un estudio reciente sobre catástrofes publicado por la compañía de corretaje de seguros Aon, durante el 2017, la región de las Américas experimentó uno de los años más activos en desastres en la historia, debido a una mezcla intensa de huracanes, terremotos e incendios forestales.

En términos de pérdidas económicas por causa de desastres relacionados al clima, el 2017 se convirtió en el año más costoso registrado, con un total estimado de $344 mil millones en pérdidas. Otras catástrofes importantes en la región fueron el terremoto en México y los fuegos forestales en California.

“Es importante tener en perspectiva las catástrofes climáticas que ocurren globalmente, porque este tipo de evento altera las primas de los reaseguros catastróficos a nivel mundial”, expresó Javier Rivera, director de Corretaje en Aon Puerto Rico. “En nuestro caso, aún siendo territorio americano, Puerto Rico es considerado parte de la región de Latinoamérica y el Caribe en todas las compañías de seguro. Por tanto, todo lo que ocurra en México, Chile o en Argentina, nos impacta directamente en el costo de seguro de propiedad, tanto residencial como comercial”, indicó. “Por ejemplo, luego de los huracanes Irma y María, ya estamos viendo unos incrementos en primas y podemos esperar que las tarifas aumenten. Además, ahora las aseguradoras están pidiendo más información al momento de la reclamación”, señaló.

Los acuerdos con las reaseguradoras sobre posibles adelantos a asegurados y reembolsos sin informes finales de ajustes de pérdidas fueron un tema destacado, ya que todas las partes buscaron ayudar a las familias y a las empresas a recuperarse lo más rápido posible. Sin embargo, respecto a este tema, la industria reconoce que fue necesario recibir informes periódicos de los pagos reales y proyectados durante el proceso.

En la medida en que los clientes informaron con rapidez sobre sus pérdidas y los reaseguradores respondieron de manera similar, se destacó la importancia de las comunicaciones efectivas entre la industria para la resolución efectiva de las reclamaciones y mejorar el proceso de liquidación. Por lo tanto, estar disponible rápidamente para manejar las reclamaciones de los clientes luego del paso del huracán María, demostró ser una importante fortaleza para las compañías respecto a su servicio al cliente, según Rivera.

En Puerto Rico, las catástrofes más comunes son inundaciones, huracanes o tormentas de viento. Tan pronto como ocurre un evento catastrófico, es crítico para la industria del reaseguro unirse a los intermediarios, a los ajustadores y los reaseguradores para respaldar a las aseguradoras y, a su vez, a sus clientes, enfatizó el ejecutivo. No obstante, los últimos dos trimestres de 2017 desencadenaron una evolución en los procedimientos de reclamos y lecciones aprendidas paraaplicar en el futuro, añadió.

“También vimos que hay mucho desconocimiento. Uno de los problemas que tuvimos a nivel de industria es que teníamos asegurados que no estaban debidamente educados y al momento de presentar sus reclamaciones no sabían qué decían sus contratos. Como en todo en lo que se invierte dinero, hay que tener interés en saber bien qué es exactamente lo que se está asegurando y qué dice la póliza. Por tanto, es importante comunicarse con su agente y aclarar dudas antes de sufrir pérdidas. Además, sepa que hay especificaciones y costos relacionados a las reclamaciones que no son negociables y que no pueden ser eliminados de los contratos, como por ejemplo, los deducibles”, señaló Rivera.

Según el ejecutivo de Aon, los adelantos, no los reembolsos de gastos incurridos, son parte del pago de la pérdida y son para arreglar la propiedad perjudicada, no para pagar suplidores o comprar gasolina para continuar operando. “Para cubrir los gastos operacionales durante una catástrofe, es recomendable obtener una póliza por interrupción de negocios que incluya interrupción de utilidades como consecuencia de una pérdida cubierta y gastos extraordinarios”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios