Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Por los próximos dos años y medio, los terminales B y C del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (LMM) permanecerán cerrados al público para ser remodelados a un costo total de  unos $240 millones.

La administración del aeropuerto, Aerostar Airport Holdings, informó a través de su presidente Agustín Arellano, que los cambios responden al compromiso que hizo la privatizadora con la promesa de mejoras al aeropuerto.  

Esta primera fase del proyecto requirió la mudanza temporera de las líneas aéreas que operaban desde ambos terminales.

“Todas las aerolíneas que ocupaban los espacios en los terminales B y C ya fueron reubicadas en los terminales D y A, la última que reubicarse fue United que se mudó el domingo”, explicó Arellano.

Esto implica que todas los pasajeros que vuelen por  las aerolíneas United Airlines, Delta Air Lines, US Airways, Southwest Airlines, Copa Airlines, Spirit Airlines, WestJet Airlines y Condor, de ahora en adelante deberán ir directamente al terminal D, que antes ocupaba en su totalidad American Airlines.

Mientras que los que viajen por las líneas aéreas Cape Air, Liat, Tradewind Aviation, Vieques Air Link, Air Sunshine y los vuelos ‘charters’, deberán acudir al terminal A , que antes de esta movida ocupaba exclusivamente JetBlue.

El portavoz sostuvo que aunque los trabajos de mudanzas se habían iniciado prácticamente desde que se aprobó la transacción para convertir en aeropuerto en una APP, no fue hasta el pasado fin de semana que se culminó.

“Siempre estuvimos en conversaciones con las líneas aéreas para trabajar acuerdos que nos permitieran ir cerrando las terminales poco a poco e ir reubicando las operaciones de modo que el trabajo diario de las aerolíneas y el flujo de pasajeros no se afectara” expresó ayer Arellano.  

En preparación al proceso de mudanza, el presidente de Aerostar dijo que tuvieron que realizar un sin número de trabajos en el terminal D para atemperar esas facilidades a los requerimientos de las aerolíneas.

Los cambios. Por ejemplo, se instalaron cinco nuevos puentes de abordaje en las puertas de embarque 5, 6, 12, 14 y 16, a un costo de $12.5 millones.

Además se renovaron los servicios sanitarios a un costo de $945,000. 

También se mejoró la calidad de la iluminación de en el terminal, se repararon los plafones del techo y se pintó. Los trabajos de reparación además incluyó el  mantenimiento correctivo y preventivo a las unidades de acondicionadores de aire.

“Una vez cerrados los terminales trabajaremos de manera rápida y eficiente de forma tal que el pasajero y la operación se afecte lo menos posible, ya que contamos con la particularidad de que el aeropuerto opera 24 horas al día”, indicó.

Centralización.  Los planes de Aerostar es construir, en el área que hoy está cerrada, lo que será el principal puerto de verificación de pasajeros del aeropuerto LMM. 

De este modo, centralizarán la entrada de la mayoría de los pasajeros, dejando a ambos lados del puerto de entrada la ubicación de todas las líneas aéreas.

Arellano sostuvo que aunque la totalidad de las líneas aéreas ya están instaladas, todavía quedan algunos concesionarios por reubicar, como es la cadena de sándwiches El Mesón, que se mudará también para  el terminal D.

“Todos estos espacios son temporeros. Una vez se culminen los trabajos de remodelación, en un periodo de dos años y medio, se volverán a mudar a lo que será su espacio definitivo”, señaló.

Air Europa. El ejecutivo detalló  que una vez llegue a Puerto Rico Air Europa, a partir de mayo del próximo año, esta línea aérea también operará desde el terminal D.


💬Ver 0 comentarios