Una de las recomendaciones del jefe de Operaciones de Ventas de Paypal para Latinoamérica es cuidarse de las ofertas y promociones demasiado atractivas que llegan por email. (GFR Media)

Aunque cada vez más boricuas hacen compras por Internet —56%, según la más reciente encuesta de conducta digital de Estudios Técnicos—, también se proliferan los reportes de ciberataques, robos de información financiera y otros riesgos a los que se exponen los consumidores en la esfera digital.

Para brindar algo de claridad sobre cómo los usuarios pueden cuidarse y tener buenas experiencias con sus compras en línea, Antonio Martínez, jefe de Operaciones de Venta de PayPal en Latinoamérica, compartió algunas recomendaciones.

“Desconfíe de promociones y ofertas que son demasiado atractivas y, antes de hacer clic, verifique si la página es oficial. Es muy importante cotejar que el dominio en la tienda en línea que visite comience con ‘https’, donde la ‘s’ indica que es un sitio web seguro”, urgió.

Esto es particularmente importante cuando las ofertas llegan por email o se observan en redes sociales, porque uno de los métodos más comunes para robar datos es enviar y publicar anuncios fraudulentos (“phishing”). En estos se suelen usar marcas reconocidas o celebridades para atraer clics. El robo se concreta cuando el usuario entra sus credenciales o datos pensando que está en un portal legítimo.

“En caso de sospecha, no haga clic”, insistió.

Cuando hay el interés de comprar cierta mercancía en un comercio digital que no se ha visitado antes, Martínez señaló que hay múltiples vías para constatar que se trata de un sitio que maneja los pagos con seguridad y que cumple con sus clientes.

“Tome unos minutos para leer reseñas y comentarios sobre esa tienda, así como sobre los productos que planifica comprar. La reputación, calidad y el servicio al cliente son clave para confirmar si toman en serio las compras de sus consumidores”, sugirió sobre la gestión previa que debe hacerse no solo en el sitio web, donde el comercio tiene más control de qué se publica, sino también en las redes sociales o portales de protección al consumidor.

Martínez indicó que una gran bandera roja es cuando un vendedor particular o un sitio web no publica más de una vía para recibir comunicación de los clientes, como una dirección o teléfono.

“Una compañía que esconde sus canales de servicio, no quiere contactar al consumidor. Sea muy cuidadoso con sitios web que solo tienen un número de celular como vía de comunicación”, subrayó.

El ejecutivo también destacó que los métodos de pago también pueden ser una capa adicional de seguridad. Por ejemplo, muchas tarjetas de crédito tienen protección contra fraude y transacciones no autorizadas.

En el caso de PayPal, una de las principales plataformas de pago y envío de dinero del mundo, además tener bajísimas tasas de fraude (de 0.28% a 0.32%), “no se comparten losdatos personales o financieros del consumidor”, destacó Martínez. Además, cuenta con un programa de protección al comprador que no reciba lo que ordenó o artículos recibidos sustancialmente distintos a como están descritos en el sitio web. El programa incluye “reembolsar el precio total de compra más el costo original de envío”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios