(Suministrada)

El Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) informó hoy que está disponible para auxiliar a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) en el recogido de la leche evaporada importada por Suiza Dairy, pero aclaró que no existe una advertencia de riesgo para los consumidores por el consumo de este producto.

La secretaria interina de dicha agencia, Carmen Salgado, indicó en declaraciones para El Nuevo Día, que se mantiene en comunicación con la FDA a raíz de las órdenes emitidas por dicha agencia y que la información provista es que la orden es para el productor y no afecta al consumidor.

Recordó que la decisión de la agencia federal responde a problemas con el etiquetado del producto y al hecho que éste no cumple con los estándares que aplican a Estados Unidos y Puerto Rico. La orden, señaló, es extensiva a toda jurisdicción estadounidense.

Reconoció que, aunque la alerta de la FDA no ordena el recogido de los productos en el mercado, la ORIL ordenó retirar el mismo por problemas con las licencias de importación de Suiza Dairy, que al presente no cuenta con la autorización para importar leche evaporada ni leche condensada, que son las que están involucradas en la controversia.

“Al enterarnos de las medidas que adoptó la ORIL, nos comunicamos con ellos para ponernos a su disposición, como apoyo a lo que entiendan correspondiente en el ejercicio de su jurisdicción”, señaló Salgado.

Aseguró la funcionaria que los consumidores que hayan adquirido el producto no tienen que devolverlo ni deshacerse del mismo, debido a que la alerta de la FDA no es por razones de salubridad o calidad del mismo.

La intervención de la secretaria interina del DACO se produce tras publicarse información sobre la solicitud que hizo el sector de leche de la Asociación de Agricultores solicitando el auxilio de esa agencia en este asunto. Salgado informó que todavía no recibió la carta que le fuera enviada por el presidente del grupo, Manuel Enrique Martínez Arbona.

Reacciona Suiza Dairy

La gerencia de Suiza Dairy indicó, por su parte, que se dispusieron oportunamente las acciones para realizar el recogido voluntario de la leche evaporada de puntos de venta y que este fue ordenado antes de que se emitiera la orden administrativa de ORIL.

Confirmaron que al momento la FDA no ha iniciado procedimiento alguno contra la empresa y que en su alerta no hace señalamiento alguno sobre defectos en la fabricación del producto y su capacidad para ser consumido de manera segura y apropiada. 

“La FDA no ordenó recogido del producto pues no hay razón legal justificable para ello, pero a pesar de lo anterior, el mismo día en que emitió su alerta, fue recibida y de manera voluntaria y responsable, Suiza Dairy ordenó el recogido del producto en manos de los clientes.  Esta acción se tomó para proteger el buen nombre de Suiza Dairy Corp. en Puerto Rico y para protección, además, de la industria lechera puertorriqueña”, lee la declaración de la empresa.

“Suiza Dairy y su compañía matriz Grupo Gloria, se encuentra en el proceso de aclarar esta situación con las autoridades regulatorias en Puerto Rico”, concluye.


💬Ver 0 comentarios