Según la coooperativa, Suiza Dairy ha decretado “cinco cierres” de su planta en Aguadilla para elaborar productos no lácteos (semisquare-x3)
Según la coooperativa, Suiza Dairy ha decretado “cinco cierres” de su planta en Aguadilla para elaborar productos no lácteos. (GFR Media)

El presidente de la Cooperativa de Productores de Leche de Puerto Rico (COOPPLE), el agrónomo Juan Carlos Rivera Serrano, denunció hoy la pérdida de sobre 1.4 millones de cuartillos de leche, por decomiso, durante los pasados cinco meses, y reclamó acción del Departamento de Agricultura para atender la situación.

El portavoz de la cooperativa que administra la planta elaboradora Indulac, estimó en $1.2 millones la pérdida económica que esos decomisos provocaron a los ganaderos del país y en $3 millones el impacto económico de esa situación.

Responsabilizó a la empresa Suiza Dairy por parte de esa pérdida al señalar que esta ha decretado “cinco cierres” de su planta en Aguadilla para elaborar productos no lácteos. Afirmó que durante estos cierres esa empresa no compra la leche que se suponía adquiriera de los ganaderos.

Rivera Serrano reconoció, en declaraciones escritas, que hay una baja en consumo de leche fresca que se experimenta en el país, así como en Estados Unidos,  y señaló que esta ha dejado sin mercado 40 millones de cuartillos de leche que se producen en el país sin un mercado seguro.

 “Estos cuartillos que se pierden se pudieran utilizar en la producción de otros productos lácteos. Sin embargo, la compensación al ganadero por la leche que se usa para elaborar otros productos lácteos es menor a la compensación por la leche fluida como la leche fresca y en muchos casos, no cubre el costo de producción”, indicó.

Explicó que, para atender esa situación, desde el año pasado le está solicitando al secretario de Agricultura, Carlos Flores, que impulse una transformación verdadera en esta industria en la que se canalicen todos los fondos que se destinan a incentivar o subsidiar la industria lechera puertorriqueña para apoyar productos específicos que apoyen esa transformación.

“Sin embargo, no lo ha querido hacer y hoy estamos viendo la debacle que hay en la producción de leche cruda y las pérdidas millonarias del sector, exacerbados por los cierres de la planta de Suiza”, declaró.

En reacción a esta misma situación, la pasada semana el administrador de la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL), Jorge Campos, emitió una orden administrativa que tiene como objetivo controlar la producción local de leche ante el aumento en los decomisos y una proyección de incremento en el producto durante estos próximos meses.

“El gobierno le dio unos $30 millones en diferentes incentivos contributivos al Grupo Gloria de Perú, dueños de Suiza Dairy, para el desarrollo de esta planta elaboradora de leche en Aguadilla.  Las representaciones que se hicieron a los  agricultores era que con esta planta iban a producir el 100% de su cuota de leche y se iban a eliminar los decomisos porque se iba poder procesar más leche cruda. Ha ocurrido todo lo contrario y se ha dislocado el mercado con los cierres de la planta Suiza, en su mayoría para fabricar otros productos no-lácteos. Al cerrar la planta, Suiza no se queda con la leche que se suponía y se pierde,” declaró Rivera Serrano.


💬Ver 0 comentarios