Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La farmacéutica McNeil despedirá a una tercera parte de su personal en Las Piedras. La gerencia se reunirá hoy martes con los empleados para ofrecerle detalles.

El Nuevo Día supo que unas 250 personas perderán sus empleos en esta primera fase, e incluirán puestos en todos los niveles.

La empresa se mantendrá manufacturando dos productos desde la planta de Las Piedras, Extra Strength Tylenol Caplet y Tylenol regular. Según fuentes de este diario, los problemas con la agencia reguladora mantienen la planta cerrada desde marzo, y ya se ha empezado a afectar el suplido a los puntos de venta.

El Nuevo Día contactó a Pedro Costa, director de asuntos públicos y de gobierno de Johnson & Johnson en Puerto Rico -conglomerado del que forma parte McNeil-, dijo no tener información al respecto. Mientras que, hasta anoche, no había sido posible comunicarse con José R. Pérez-Riera, secretario de Desarrollo Económico y Comercio, y director de la Compañía de Fomento Industrial, para corroborar el anuncio de la farmacéutica.

Los problemas de McNeil comenzaron en el 2010, cuando confontraron problemas de calidad con algunos de los productos manufacturados en la planta de Las Piedras y otras dos en Pensilvania, por lo que, en varias ocasiones, tuvieron que retirar del mercado millones de frascos de Tylenol, Motrin, Benadryl, entre otros medicamentos sin receta. La Agencia federal de Drogas y Alimentos (FDA, en inglés) emitió varios avisos, entre los que hacía serios señalamientos en los controles de producción. La empresa se comprometió a corregir los problemas, e incluso cerró una de las fábricas de Pensilvania.


💬Ver 0 comentarios