Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El secretario de Hacienda recalcó que, a pesar de la eliminación del IVU Loto, los comerciantes tienen que continuar cobrando el IVU (Xavier J. Araújo Berríos)

El secretario de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez, anunció este jueves la eliminación total de los sorteos del IVU Loto y explicó que este mecanismo será sustituido por un nuevo sistema de fiscalización al Impuesto de Ventas y Uso (IVU).

“La eliminación del sorteo de IVU Loto como mecanismo de fiscalización responde a que el programa no tuvo los efectos que se esperaban a pesar de los esfuerzos para que el consumidor participara en el reclamo de su recibo como forma de garantizar que la transacción se informara. Los costos asociados al programa, como son los de publicidad, los premios y pagos a las compañías contratadas para dar servicio, aumentaron considerablemente. El IVU Loto nos estaba costando $30 millones anuales, lo que representa un 200% del costo de la nómina del Negociado de Impuesto al Consumo (NIC)”, indicó el funcionario al explicar la determinación.

Señaló, por otra parte, que la implantación del nuevo sistema conllevará una modificación en los requisitos para poseer, instalar y mantener los terminales fiscales que transmiten la información de las transacciones que realizan los comercios a Hacienda e incluirá la utilización de una nueva herramienta tecnológica de inteligencia de negocio que permitirá la integración y análisis comparativo de los datos que transmiten los comercios a través de los terminales fiscales con los datos incluidos en las planillas y la información fiscal sometida por los comerciantes a través del Portal Integrado del Comerciante (PICO).

El secretario de Hacienda recalcó que, a pesar de la eliminación del IVU Loto, los comerciantes tienen que continuar cobrando el IVU, registrando sus ventas en un terminal fiscal y transmitiendo electrónicamente la información a Hacienda, si aplica.

Además, dijo, tienen que continuar entregando los recibos de compra con la porción del IVU separada del precio de venta y remitiendo el impuesto al Departamento de Hacienda.

“La diferencia, expresó, es que ya no tendrán que incluir la numeración que permitía la participación en los sorteos regulares, los especiales y el especial extraordinario, que quedan todos cancelados”.

El nuevo sistema de fiscalización que utilizará Hacienda, abundó el secretario, permitirá clasificar cada tipo de contribuyente por nivel de riesgo, “lo que permitirá optimizar el análisis y dar seguimiento o prioridad en el proceso de auditoría a aquellos agentes retenedores con alto riesgo o aquellos con comportamientos dispares según su clasificación de riesgo y planillas presentadas”.

Afirmó que “la disponibilidad de la información integrada y analizada de esta manera le permitirá al Departamento de Hacienda desarrollar un mejor entendimiento de las conductas y patrones de los comerciantes y así poder fiscalizar mejor”, explicó el funcionario.

Informó por otra parte Zaragoza Gómez que, como primer paso hacia el nuevo sistema, se publicó la Determinación Administrativa (DA) 15-20 que establece que” a partir del 30 de octubre solo los comerciantes con ventas anuales de sobre $125,000 estarán obligados a instalar, tener y mantener en cada punto de venta que tenga en sus localidades comerciales, terminales fiscales que cumplan con las especificaciones establecidas en el Reglamento Núm. 8049”.

Para determinar el volumen de ventas anual, agregó, el comerciante deberá utilizar el volumen de ventas bruto determinado para el año contributivo inmediatamente anterior, que haya concluido no más tarde del 30 de octubre de 2015.


💬Ver 0 comentarios