Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El Proyecto del Senado 786 busca garantizar una pronta respuesta de las aseguradoras ante situaciones catastróficas como lo fue el huracán María. (GFR Media)

El Senado evalúa un proyecto que busca enmendar el Código de Seguros para que las aseguradoras estén obligadas a atender y resolver las reclamaciones en tan solo 30 días, y no en 90 como es actualmente.

El proyecto es el número 786, de la autoría de la legisladora Rossana López y fue referido a la Comisión de Banca, Comercio y Cooperativismo, que preside Eric Correa. La exposición de motivos menciona que en situaciones de emergencia como la que enfrenta Puerto Rico, es cuando los asegurados necesitan una pronta respuesta por parte del asegurador, ya que muchos pudieran haber tenido daños en el hogar o en el negocio o haber perdido artículos personales esenciales para la recuperación.

“Este fenómeno atmosférico sin precedentes dejó a miles de personas desprovistas de servicios esenciales y propiedad”, dice la medida, y sin embargo, varios de los asegurados “se encuentran confrontando problemas a causa de la dilatación en el pago de reclamaciones hechas por pérdidas catastróficas”.

Agrega la medida que aunque el Código de Seguros establece que hay que atender y resolver la reclamación en un plazo de 90 días o menos, no se estipula cuánto tiempo tienen las compañías de seguro para enviar el pago. “Esto promueve que en situaciones extraordinarias como la que estamos viviendo, las aseguradoras puedan optar por tardarse en efectuar cualquier pago correspondiente a una reclamación”.

La Comisión ha celebrado vistas ejecutivas con los jugadores de la industria, entre ellos la Asociación de Compañías de Seguros (Acodese), la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) y la Asociación de Productores de Seguros (PIA por sus siglas en inglés) para discutir el proyecto.

PIA propuso que se enmiende el Código de Seguros para que se dividan los términos de tiempo de resolución de reclamaciones, considerando si el evento es catastrófico o no. Otra sugerencia que presentaron los productores de seguro es que si la investigación y ajuste de la reclamación no se puede completar en el tiempo establecido, que al menos, se le requiera a la aseguradora adelantar la indemnización al consumidor de toda partida y pérdida cubierta que no esté en controversia.

“De esta manera el consumidor se puede ir recuperando económicamente mientras se culmina la correspondiente evaluación”, manifestó Alice Meléndez, presidenta de PIA.

López explicó que en las reuniones con el senador Correa y con el Comisionado de Seguros Javier Rivera Ríos se sugirió que se especifique que el pago de la reclamación deberá efectuarse cinco días después de que venzan los 30 días que tendrá la compañía de seguros para resolver el caso.

López indicó que acogieron también la sugerencia de que en una catástrofe haya grupos de prioridad para el pago, como lo serían los hospitales, centros de cuido para envejecientes, los pequeños negocios, las compañías de equipo médico y el sector turístico, por mencionar algunas. Estos cobrarían la reclamación antes que otros grupos, de modo que haya un orden.

Oposición

La Acodese no endosa el proyecto 786 por entender que reducir el tiempo que tienen las aseguradoras para cerrar cada reclamación en nada beneficia al asegurado ni al asegurador.

Iraelia Pernas, su directora ejecutiva, indicó en su ponencia que para cumplir con los 30 días, el asegurador tendría que cerrar el caso con premura, aunque le falte documentación que el asegurado no le haya entregado; y estimó que las querellas en la OCS aumentarían, ya que habría más casos sin resolver al vencimiento de esos 30 días.

No obstante, la senadora López confía que en los próximos días la Comisión de Banca, Comercio y Cooperativismo baje con un informe favorable a la medida.


💬Ver 0 comentarios