(horizontal-x3)
El Departamento de Hacienda anunció ayer la instalación de una colecturía en los puertos, donde ubica Crowley. (Archivo / GFR Media)

Los importadores de mercancías a Puerto Rico podrán completar el proceso para el levante de las mismas utilizando un procedimiento manual, debido a la “inestabilidad” del sistema de informática del Departamento de Hacienda, el llamado “SURI”, y en una nueva colecturía que estableció la agencia en la zona portuaria.

“El sistema de informática está inestable, así que todo se va a hacer manual cuando el sistema no esté disponible. De esta manera todos los importadores y distribuidores van a llevar los productos tan importantes y necesarios en medio de esta crisis”, dijo el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, al hacer el anuncio.

El funcionario se refirió a los problemas que están enfrentando los comerciantes para utilizar el “Sistema Único de Rentas Internas”, tras el paso del huracán Irma por la isla y la caída de sistema eléctrico del país.

Maldonado presentó la iniciativa como una “alianza entre el Departamento de Hacienda, la Autoridad de Puertos y la empresa privada” ya que la colecturía se quedará en forma permanente en un área de los puertos donde ubican las instalaciones de Crowley Puerto Rico.

El titular de Hacienda recalcó la importancia de esta nueva instalación y afirmó que “todos los importadores que no han podido hacer sus declaraciones a través de Internet pueden venir aquí y manualmente se va a dar el levante”.

Explicó que a estos se les requerirán los mismos documentos que habrían sometido a través de SURI, y aseguró que los funcionarios de Hacienda tramitarán de inmediato la solicitud.

Adelantó, por otro lado, que la colecturía estará abierta en días laborables y en casos especiales, por algunas barcazas que van a llegar, durante algún fin de semana.

Subrayó que en estos momentos se dará prioridad a la carga de productos de primera necesidad.

José Francisco Nazario, director senior de Crowley, coincidió en que la instalación de la colecturía en el área portuaria simplificará y abaratará el proceso de manejo de la carga.

Sin consecuencias el atraso

Nazario afirmó, por su parte, que el paso del huracán no provocó un atraso significativo en la entrada de mercancía a Puerto Rico.

“En el día de hoy (ayer) estamos recibiendo la primera barcaza, que tiene 465 unidades. En el día de mañana tendremos otra más. El muelle está completamente en condiciones y la semana que viene tendremos dos embarcaciones adicionales”, dijo.

Aseguró que el retraso de estas dos barcazas fue de apenas dos días y reconoció que las que están programadas para llegar la próxima semana podrían sufrir también retraso por la presencia de Irma en la región

“Por la trayectoria del huracán, que todavía está hacia el norte, van a tener un atraso de varios días. Esperamos que ya para el jueves que viene se normalice el servicio de la llegada de barcazas”, señaló.

El oficial de Crowley se expresó esperanzado de que el huracán no afecte la operación del puerto de Jacksonville, Florida, que es el más importante para Puerto Rico.

Indicó que de eso ocurrir existen otras opciones de puertos para mover la carga, aunque a un costo mayor por la necesidad del transporte terrestre hacia los mismos.


💬Ver 0 comentarios