Desde la izquierda, Guillermo Martínez, Margrete Raaum y Martin Van Horenbeeck. (horizontal-x3)
Desde la izquierda, Guillermo Martínez, Margrete Raaum y Martin Van Horenbeeck. (Suministrada)

En el mundo se generan todos los días unas 90,000 incidencias de ataques cibernéticos contra gobiernos, empresas o individuos, según expertos en el tema, siendo éste un problema que requiere de toda la atención y colaboración de los expertos que se dedican a prevenir y remediar eventos como éstos.

Según estadísticas del sitio Hackmageddon.com, más del 70% de estos ataques están motivados para perpetrar algún tipo de crimen, ya sea el robo de información o para acceder a riquezas ajenas, entre otros, y Puerto Rico no está ajeno a esta realidad.

Es precisamente en la Isla que como parte del esfuerzo mundial que se realiza para combatir ese tipo de delincuencia, se celebra esta semana la conferencia anual de expertos en seguridad cibernética y miembros de la organización de Equipos de Respuesta a Incidentes de Seguridad Informática (FIRST, por sus siglas en inglés), donde participaron 720 expertos provenientes de unos 68 países. Esta es la primera vez que FIRST se efectúa en Puerto Rico y en el Caribe.

El evento tiene como propósito educar sobre las últimas tendencias en tácticas de seguridad cibernética y propiciar un ambiente de colaboración donde los participantes puedan intercambiar su conocimiento, explicó Margrete Raaum, portavoz y miembro de la junta de directores de FIRST.

“Este año tenemos una participación récord en el evento de miembros que han llegado hasta Puerto Rico para empaparse de información e intercambiar conocimiento, debatir y compartir sobre las mejores prácticas de seguridad informática”, sostuvo Raaum.

Se espera que la conferencia mundial tenga un impacto económico importante en la economía local con unas 2,600 noches cuartos vendidas, que equivalen a sobre un millón de dólares en inversión –entre gastos de hotel y gastos en comida y transportación de los participantes.

Anterior a Puerto Rico, la cumbre tecnológica se realizó en lugares como Seúl, Boston, Berlín, Bangkok y Malta.

“Queremos que este evento sirva para integrar a la comunidad local de expertos en Puerto Rico pero también para el resto del Caribe”, añadió.

FIRST cuenta en total con 379 miembros de 81 países.

El único miembro local que pertenece a la organización es GM Security Technologies, quien en parte fue responsable de atraer dicho evento a la Isla. La empresa local expresó a través de su presidente Héctor Guillermo Martínez, que forman parte de FIRST desde hace poco más de un año.

“Como compañía de seguridad queríamos tener más información de lo que ocurre en el mundo sobre estos temas. En Puerto Rico, nosotros vemos los mismos retos que en hay en el resto del mundo. Recientemente, lo experimentamos con el ataque que sufrió el Departamento de Hacienda. Pertenecer a FIRST como compañía nos da ciertas ventajas porque nos pone al día con las corrientes de tácticas de respuestas y nos da acceso a la información que generan los diferentesequipos que tiene la organización”, explicó Martínez.

A su vez, el empresario local detalló que el hecho de haberse realizado el evento en Puerto Rico permitió que un número mayor de participantes de América Latina pudieran participar del mismo.

Se informó que un total de 30 expertos locales están formando parte de los foros y conferencias que se ofrecen como parte del evento.

Por su parte, Maarten Van Horenbeeck, presidente de la junta de directores de FIRST, sostuvo que como parte del evento se firmarán dos acuerdos de entendimiento con organizaciones internacionales para extender el alcance y los acuerdos de colaboración de la entidad. Estas organizaciones son: Géant Association, una asociación europea que reúne a equipos de respuestas a incidentes, y OIC-CERT, que forma parte de la Organización para la Cooperación Islámica, con el propósito de explorar iniciativas colaborativas y sociedades.

El doctor Klaus-Peter Kossakowski, miembro veterano de FIRST, opinó que el ciberespacio es como los océanos o el territorio aéreo, donde las colindancias son borrosas, por lo que es muy difícil establecer acusaciones específicas contra países o grupos por la omisión de un delito cibernético.

Por consiguiente, enfatizó en la creación de esfuerzos colaborativos como los que provee FIRST para convocar a la mayor cantidad de personas de todas partes del mundo, con la posibilidad de crear aliados y compartir conocimiento. No obstante, reconoció que esa apertura e intercambio de información es un riesgo que los equipos de respuestas en seguridad deben tomarse si se quieren lograr avances en este campo.


💬Ver 0 comentarios