Juan Gerardo Colón del Valle es el nuevo presidente de la Asociación de Detallista de Gasolina. (horizontal-x3)
Juan Gerardo Colón del Valle es el nuevo presidente de la Asociación de Detallista de Gasolina. (Suministrada)

El recién juramentado presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina, Juan Gerardo Colón del Valle, proyectó ayer que la venta de gasolina aumentó en alrededor de un 15% tras el paso del huracán María.

Afirmó que fue el incremento en el uso de generadores eléctricos lo que ocasionó que en los meses posteriores al azote del ciclón se registrara un mayor uso de combustible en la isla. No obstante, dijo que, con la recuperación del sistema eléctrico, ya se ha vuelto a normalizar el mercado.

“El aumento que hubo fue por plantas eléctricas, pero eso ha ido mermando. Ya ese periodo de tiempo caducó y ahora la venta es normal”, puntualizó Colón del Valle, quien juramentó el pasado 8 de marzo como parte del proceso normal de cambio de directiva.

Señaló que, tras el huracán, los consumidores iban a llenar el tanque de su auto y los recipientes para guardar la gasolina.

“El aumento que yo tuve no fue real. Era para las plantas eléctricas. El consumidor iba con su can de gasolina de uno, de dos y de cinco galones, y el que más llevaban eran de dos galones”, explicó.  

Las cifras que proveyó Colón del Valle no son precisas, pues dijo que la asociación está inmersa actualmente en varios censos entre los gasolineros. Indicó que los análisis podrían concluir durante la convención que han programado para los días 10 al 12 de agosto en un hotel de San Juan.  

Otros datos que la asociación espera levantar está la cifra exacta de gasolineras que han abierto tras el embate del ciclón. Cálculos provistos por Michael Pierluisi, el secretario de Asuntos del Consumidor (DACO), establecen que a febrero ya habían abierto alrededor de 985 estaciones de gasolina de las 1,100 que operaban previo al embate.

“El mercado de Puerto Rico estaba sobresaturado de gasolineras previo al paso de María. Las estaciones de gasolina que no han abierto al día de hoy probablemente operaban con pérdidas o muy pocos ingresos, por lo que es muy probable que no vuelvan a abrir”, precisó

No obstante, el presidente de la Asociación de Detallistas comentó que, hasta el momento, no se ha registrado una reducción en el número de comerciantes. Por esta razón, entiende que hay gasolineras que no han abierto porque sus instalaciones quedaron gravemente dañadas por María y no han recibido el pago que debe hacerle el seguro para hacer las reparaciones.

“No nos están pagando para poder invertir y hacer las mejoras. Todo el mundo se queja de eso, que los seguros no están respondiendo. Eso es algo que nos preocupa grandemente”, expuso Colón del Valle.

Gasolineros buscan producir hielo

Ante la experiencia que tuvieron los gasolineros tras el devastador paso del huracán María, la Asociación de Detallistas de Gasolina busca lograr la manera de poder preparar hielo para venderlo a la comunidad donde han establecido sus negocios.

Colón del Valle indicó que la medida surge porque las empresas que fabrican hielo detuvieron el despacho a sus negocios y los obligaban a hacer horas de fila para solo poder comprar unas 15 bolsas. Dijo que las neveras que tienen las gasolineras les permite guardar hasta 300 bolsas.

Tuvimos una situación grave con el hielo. Tuvimos una experiencia malísima para nosotros conseguir hielo. Nos hacían estar yendo a las plantas a hacer unas filas bajo el sol. Una excusa que ellos nos daban era que no salían a entregar porque temían por la seguridad en la calle. Nosotros escoltábamos camiones de gasolina para poder despachar gasolina y, entonces, ellos no podían hacerlo”, manifestó, al destacar que la demanda por el hielo aumentó ante la falta de energía eléctrica.

Ante esta situación, la Asociación ha mantenido comunicaciones con la división de Salud Ambiental, del Departamento de Salud, y varias agencias federales para poder preparar y vender hielo en sus gasolineras. Sin embargo, han confrontado el problema de que les están exigiendo establecer fábricas de hielo y comprar costosas máquinas.

“Nosotros no queremos montar eso. Yo lo que tengo es una estación de gasolina y quiero una máquina igual o parecida a la que tiene los ‘fast food’ para tener hielo para venderle a mí comunidad”, indicó.

Para ejemplificar la necesidad de poder vender hielo, Colón Del Valle explicó que tiene una gasolinera en el barrio El Higüero, en Comerío. Dijo que en ninguna área cercana hay empresas dedicada a la venta del mismo. Sostuvo que los que interesaban hacer una compra tras el huracán tenían que moverse a Cidra, Orocovis o Bayamón.

Lo que queremos es ayudar a la comunidad, pero nos lo tiene que hacer fácil. Y ahora dicen esta temporada va a ser igual o más fuerte que el año pasado. A mí me gusta ser una persona proactiva y no reactiva”, sentenció el comerciante.

El líder de los gasolineros señaló que esperan poder resolver los inconvenientes que han enfrentado para conseguir los permisos ante la nueva temporada de huracanes, la cual comienza el 1 de junio.


💬Ver 0 comentarios