Raúl Maldonado Gautier informó que habrán sobre 500 puntos de ventas a través de bancos y cooperativas

El Departamento de Hacienda prevé que para el próximo 30 de junio esa agencia ya no será responsable de la venta de marbetes, comprobantes y sellos de rentas internas, una vez se complete la transferencia definitiva de esos servicios a las cooperativas de ahorro y crédito y la banca comercial.

Junto con la transferencia de esos servicios, unos 130 empleados transitorios que ahora trabajan en las colecturías de Hacienda efectuando esas transacciones, tendrían la oportunidad de trabajar como cajeros en esas instituciones financieras, explicó este viernes el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, quien destacó que la movida es cónsona con el plan fiscal y el plan de gobierno que propuso el gobernador Ricardo Rosselló.

La decisión de Hacienda supondrá una nueva fuente de ingresos constante para las cooperativas de ahorro y crédito y los bancos comerciales, pues las entidades que ya prestan este servicio cobran al ciudadano un cargo por servicio. En el caso de los marbetes, los bancos y cooperativas cobran un cargo de servicio por $5.00. No quedó claro cuánto pagará la ciudadanía por adquirir sellos y comprobantes en estas entidades.

Partiendo de la premisa de que en Puerto Rico circula un millón de vehículos de motor, la decisión del gobierno de “externalizar” ese servicio supondría como mínimo ingresos anuales por $5 millones al sector de cooperativas y bancos.

El Nuevo Día reseñó antes el cierre de colecturías por parte de Hacienda como una medida que le ahorraría unos $18 millones al fisco.

De acuerdo con Maldonado, la transferencia definitiva de la venta de marbetes, sellos y comprobantes a bancos y cooperativas es solo parte de una transformación en la estructura organizacional de Hacienda y que se implementará a toda prisa. Inicialmente, el plan de Hacienda contemplaba reorganizar su funcionamiento en un plazo de dos años en el contexto de una reforma contributiva.

Ahora, todos los cambios administrativos tendrán que estar listos para el próximo 30 de junio, explicó el funcionario.

“Tendrán 500 puntos de venta”, dijo Maldonado haciendo referencia a las 116 cooperativas y las sucursales de estas para un total de 245, así como a las 318 sucursales bancarias que operan en la isla.

Hacienda contempla eventualmente trasferir al sector financiero todo el trámite de cobro de impuestos y otros derechos que el fisco recauda en la actualidad a través de sus colecturías, dijo Maldonado.

Servicios contributivos en la universidad

Aunque admitió que los alcaldes se oponen al proceso de cierre de colecturías y oficinas de Hacienda, Maldonado indicó que como parte de la nueva estructura, la agencia tendría aproximadamente una decena de centros de servicios al contribuyente y también abrirá centros en cada uno de los recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

De acuerdo con Maldonado, la apertura de los centros en los 11 recintos de la UPR persigue que estudiantes universitarios, bajo la supervisión de empleados de Hacienda, puedan ayudar a los contribuyentes a llenar sus planillas de contribución sobre ingresos y tramitar la contabilidad de pequeñas y medianas empresas que al presente, no cumplen con su obligación contributiva. Esto, como parte de una iniciativa de insertar a comerciantes y trabajadores en la economía formal.

Con la reforma contributiva, como reportó antes El Nuevo Día, Hacienda contempla que, en lugar de llenar una planilla anualmente, el trabajador asalariado reciba su declaración de impuestos completada previamente por Hacienda. Para eso, Hacienda utilizaría la información y las retenciones que el patrono hace al empleado de su cheque. Si la persona entiende que la planilla pre-llenada está correcta, solo debe firmarla y se dará por radicada. La iniciativa, que por primera vez, se planteó bajo la administración de Luis Fortuño y su sucesor, Alejandro García Padilla comenzó a implementar con la creación del Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI)- busca agilizar los procedimientos internos de Hacienda y ahorrar tiempo al contribuyente.

Para los alcaldes que lo interesen, dijo Maldonado, Hacienda estará hábil para instalar una terminal con los sistemas informáticos de la agencia y adiestrar personal del municipio para que estos puedan ofrecer los servicios de Hacienda en el ayuntamiento. Empero, Maldonado indicó que los costos de funcionamiento de esa ventanilla serán por cuenta del municipio.

Servicios según el tipo de contribuyente

“Se acabaron los negociados”, dijo Maldonado a sobre 600 contadores que participan este viernes del foro contributivo anual del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA).

Según Maldonado, en lo sucesivo, la agencia ya no prestará sus servicios según el tipo de impuesto que administra, sino partiendo del tipo de contribuyente al que sirve.

En la actualidad, por ejemplo, un comercio realiza -por separado- transacciones con el Negociado de Bebidas Alcohólicas, en aquella unidad el Impuesto a la Venta y Uso (IVU) o la que trabaja con Contribución sobre Ingresos.

Bajo el nuevo organigrama de Hacienda, dijo Maldonado, los centros de servicio al contribuyente estará divididos según el tipo de contribuyente a saber: corporativos, pequeños y medianos negocios (Pymes), individuos y organizaciones sin fines de lucro.

El personal de la agencia, agregó el funcionario, está siendo readiestrado para que puedan prestar al contribuyente, todos los servicios en el mismo lugar, independientemente del tipo de impuesto que necesite tramitar.


💬Ver 0 comentarios